Magda Quispe

La imagen de la vaca que figura en la etiqueta de los tarros de Pura Vida desató gran polémica en los consumidores del país hasta el punto del cese de la comercialización y el retiro del registro sanitario de ese producto.

Pero ¿cómo empezó la crisis que atraviesa el Grupo Gloria? El pasado 11 de mayo, la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos emitió una resolución en la que determinó que el producto Pura Vida no cumplía con la norma Codex Stan 1-1985 (norma general para etiquetado de alimentos preenvasados).

Y es que colocar una vaca en su etiqueta es una forma equívoca, engañosa o susceptible de crear de algún modo una impresión errónea respecto de su naturaleza.

“Los alimentos preenvasados no deberán describirse ni presentarse con una etiqueta o etiquetado en los que se empleen palabras, ilustraciones u otras representaciones gráficas que se refieran o sugieran, directa o indirectamente, a cualquier otro producto con el que el producto de que se trate pueda confundirse, ni en una forma tal que pueda inducir al comprador o al consumidor a suponer que el alimento se relaciona en forma alguna con aquel producto”, señaló la autoridad panameña. Por ello, ordenó la suspensión de la importación de Pura Vida y dispuso que no se comercialice como leche sino como producto lácteo.

Esta semana la noticia explotó en el Perú y generó preocupación en los consumidores. La indignación fue recogida por los legisladores para realmente conocer si Pura Vida es leche o no.

Para sorpresa de muchos, ya en el 2010 la empresa Laive denunció a Gloria ante el Indecopi por publicidad engañosa, pero la entidad la declaró infundada.

En esa época el vicepresidente de la Comisión de Fiscalización de la Competencia Desleal era Luis Concha Sequeiros y como miembros participaron Ramón Bueno-Tizón y Alfredo Castillo.

Laive advertía que la presentación de la lata de su competidor aludía al producto como leche, “cuando en realidad se trataría de un producto lácteo modificado al que se le habría variado la composición físico-química, conforme a información del rotulado del producto”.

En el 2012, la Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú (Agalep) le alcanzó un informe técnico al Indecopi sobre información engañosa tanto de la composición nutricional como del rotulado de la leche en el mercado lácteo peruano. Advertían que se comercializaba el producto “leche modificada”. Pero no obtuvieron respuesta del Indecopi.

Siete años después, el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), por la presión de los usuarios canalizada a través de los legisladores, recién ordenó la inmovilización inmediata y el cese en la venta de Pura Vida.

Durante la sesión de la Comisión de Defensa del Consumidor en el Congreso, realizado el pasado jueves, María Eugenia Nieva, titular de la Dirección de Certificaciones y Autorizaciones de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa), respondió que el producto Pura Vida no es leche.

Tras la revelación, los congresistas exigieron al presidente del Indecopi, Ivo Gagliuffi, que retire de forma inmediata dicho producto. Sin embargo, el funcionario respondió: “En esa línea, mal podría ordenar el retiro de todos los alimentos porque la ley no me otorga esa facultad, ya que soy presidente del consejo directivo de un área administrativa. Mal podría incluso sugerirles a los órganos funcionales que lo hagan, porque ello resultaría una injerencia y eso sí sería ilegal de mi parte”.

La creciente indignación de los consumidores por el engaño en un producto que no contiene lo que le ofrecían hizo que el pasado viernes, Digesa cancele la licencia de Pura Vida e inicie un procedimiento administrativo sancionador contra el Grupo Gloria.

“Los ingredientes que detallaron en su registro sanitario no han sido reconocidos de manera exacta en el proceso de verificación. Han sido identificadas irregularidades y van a tener que ser investigadas y sancionada […]La empresa tiene cinco días para presentar sus descargos”, señaló Digesa a través de un comunicado.

La respuesta de Gloria llegó a través de cuatro comunicados de prensa en los que señalan que acatarán las medidas tomadas por Digesa.


Las pérdidas de Gloria

Robert Priday, gerente general de Gloria, aceptó que Pura Vida no es tan nutritivo como la leche de vaca, pero que sí cumple con las normas vigentes.

Priday estimó que la pérdida por el retiro de los productos Pura Vida del mercado asciende a S/ 15 millones.

Además, anunció el retiro del mercado de las marcas Bonlé Evaporada, Bonlé Descremada Evaporada y Bonlé Deslactosada Descremada por ser similares a Pura Vida.

Fernando Devoto, director corporativo de Asuntos Legales e Institucionales del Grupo Gloria, aclaró que desde el pasado jueves la empresa inició el recojo a nivel nacional del producto Pura Vida, el cual será reemplazado por Bonlé con 100 % leche de vaca a un precio de lanzamiento de S/ 2,80.

El gigante peruano

¿Que representa el Grupo Gloria en el país? Es una de las preguntas que se hacen miles de consumidores que se sienten engañados tras muchos años de consumo del producto Pura Vida.

Gloria logró ventas de S/ 3 mil 518 millones durante el 2015 y registra una participación en el mercado total de leche evaporada de 84,80% en el 2015, así como una participación de 82% en el mercado de leches industrializadas, explicó el docente del Departamento de Economía de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), José Távara.

El Grupo Gloria invierte en diversos sectores económicos del país: alimentos, cemento y nitrato, agroindustria, papeles y cartones y en otros negocios, como servicios logísticos.

Entre las marcas que comercializa dentro del rubro alimentos, destacan Soy Vida, Chicolac, Milkito, YoMost, Bonlé, La Mesa, Aruba, Tampico, Leaf Tea, Gloria, Pura Vida, entre otros.

Además, Gloria exporta leche evaporada a 40 países en el Caribe, América Latina, Medio Oriente y el Oeste de África.

Entre sus principales accionistas están Gloria Foods JORB del Perú, que posee el 75,54% del accionariado, seguido de Silverstone Holdign Inc. de las Islas Vírgenes con 11,22%.

También están con el 8,84% Racionalización Empresarial S.A., Jorge Rodríguez Rodríguez con 1,71%, Vito Rodríguez Rodríguez con 2,63% y otros peruanos con el 0,05%.


LEAVE A REPLY