El Palacio de Gobierno del Perú se encuentra ubicado en la Plaza Mayor de la ciudad de Lima y a orillas del río Rímac, en el Centro Histórico de la ciudad de Lima.
Descripción

El Palacio de Gobierno, también llamado La Casa de Pizarro o Casa de Gobierno, es la residencia oficial del gobierno y sede principal del Poder Ejecutivo de nuestra nación.

La fachada del palacio es de estilo neobarroco de inspiración francesa, mientras que la fachada lateral, que da a la calle Palacio y donde está la puerta de entrada es de estilo neocolonial (neoplateresca).

Por otra parte el interior de “El Palacio de Gobierno” posee hermosos recintos y salones ceremoniales, algunos de ellos, como el Salón Dorado, fueron edificados sobre la base de los existentes en el Palacio de Versalles de Francia; sus instalaciones, en su mayor parte, se construyeron sobre la base de un estilo afrancesado.

La Casa de Pizarro

El 18 de enero de 1535 el conquistador español Francisco Pizarro y doce de sus compañeros, fundaron la ciudad de Lima, en el más central y extenso valle de la costa del Perú, bajo un cielo apacible y sereno, en las riberas del río Rímac, a dos leguas del mar y cerca de un pueblo de indios gobernado por el cacique Taulichusco.

Se le llamó, “Ciudad de los Reyes”, nombre que, si bien fue dado más por motivos religiosos, hoy, contemplado a la distancia de casi cinco siglos, parece como una revelación profética de la grandeza a que había de llegar el futuro virreinato.

En la actualidad cuenta con un patio de honor delantero, un bello enrejado y la residencia presidencial en la parte posterior. Contiene en su interior valiosísimo mobiliario e importantes cuadros de la pintura peruana de los siglos XIX y XX. Tour se realizan recorridos turísticos por los cinco salones principales, el Gran Hall y el comedor, las visitas son gratuitas, pero es necesario coordinarlas con dos días de anticipación.

Salones

Salón Túpac Amaru

Anteriormente llamado Salón Pizarro; a partir de 1972 con el gobierno de Juan Velazco Alvarado lo rebautizo como Salón Túpac Amaru, nombre con el cual es conocido 7actualmente. Este salón tiene una cúpula poco profunda y hay profusión de tallas de madera además de unas tribunas para músicos. En este salón se encuentran las Cuatro Estaciones del escultor español Mateu Montesinos, valiosos y sensuales desnudos de doncellas vaciadas en bronce, colocadas en cuatro hornacinas del salón, en la parte superior de ellas existen relieves en yeso con motivos incaicos obra del escultor peruano Daniel Casafranca.

Salón Jorge Basadre

En el Salón Basadre se exhiben dos carruajes, un coche tipo landó y una carroza tipo berlina, que se usaron para transportar a los presidentes a las ceremonias oficiales.

Salón Dorado

El Salón Dorado fue inspirado en la Galería de los Espejos del palacio de Versalles, es considerado el más impresionante recinto del palacio. Está totalmente recubierto en pan de oro, sus muebles fueron traídos especialmente de Francia y su techo aboveado está adornado con motivos que semejan el cielo de los andes peruanos.

Salón Salón de la Paz

El Salón de la Paz es el gran comedor del palacio. Del techo de este salón pende una gigantesca araña hecha de cristal de cuarzo de bohemia (la más grande del Perú) de cuatro metros de altura, ciento cincuenta luces y una tonelada y media de peso.
La residencia presidencial

La residencia presidencial tiene un aire afrancesado del siglo XVIII.
Historia

La casa de gobierno actual se levanta en el mismo solar que Francisco Pizarro reservara, al fundar, en la mañana del 18 de enero de 1536 y en tierras del Curaca Tauri Chusko el viejo, la Ciudad de los Reyes (Lima), para que fuera su residencia y futura sede de la gobernación de Nueva Castilla.

A lo largo de 470 años seis terremotos, cuatro saqueos y tres incendios destruyeron parcial o totalmente el edificio. Sin embargo mantuvo a través de sus muchas reedificaciones la disposición y planta semejantes a las que Pizarro diseñara luego de la fundación de Lima, que se llevara a cabo en el lugar donde hoy se extiende la Plaza Mayor. Así, según la costumbre española, se asignaron a la iglesia y al cabildo los solares más cercanos a la plaza, luego se procedió a repartir los solares entre los vecinos de la ciudad de Jauja, que fue fundada como la primera capital de estos territorios, y los demás conquistadores, habiéndose realizado la distribución de acuerdo con el plano de la ciudad, denominado “Damero de Pizarro”, delineado, en pergamino y después a cordel, por Nicolás de Ribera “El Viejo”, el capitán Diego de Agüero y el piloto Francisco Quintero, quienes la dividieron en 117 manzanas, cada una con cuatro solares o terrenos que Francisco Pizarro asignó a sus hombres de acuerdo con la jerarquía que tenían.

Francisco Pizarro se adjudicó los cuatro solares que formaban la manzana ubicada al norte de la plaza, es decir toda la séptima manzana de la hilera contigua al río Rímac, donde existía una waka del ídolo del valle y desde donde podía defenderse mejor de las asonadas y también de los mismos conquistadores ya embarcados en luchas intestinas. La casa del gobernador Pizarro fue sencilla. Ningún alarde de arquitectura, ningún adorno.

El Marqués Pizarro era hombre de costumbres sobrias y no tuvo tiempo para emprender una obra suntuosa. La edificación de la época fue de adobe y siguiendo los usos de Castilla: dos grandes patios y amplios espacios destinados a la tropa y caballerizas. Las cajas reales con los quintos del Rey eran guardados bajo triple llave y el Ayuntamiento originalmente funcionó en la casa del gobernador Pizarro. También hubo espacio para el juego de bolos. Una “amplia y tendida escalinata”, paralela a lo que hoy es la Calle Palacio, conducía a las habitaciones del gobernador. El trazo de esta escalera y la higuera que según la leyenda fue sembrada por Pizarro, es lo poco que actualmente queda del siglo XVI. El 26 de junio de 1541 la casa de Pizarro fue atacada por los caballeros de la capa, quienes irrumpieron en la edificación logrando asesinar a Pizarro, y luego saqueada.

LEAVE A REPLY