El Ministerio de Salud de Chile alertó a su población al detectar la presencia de la bacteria Cronobacter en dos variedades de productos lácteos y ordenó de inmediato el retiro del mercado de las marcas: Pediasure del laboratorio Abot en Polvo Lote 10008584 y Leche Purita Calo Lote 176. Así lo informaron los medios del país hermano.

“Un laboratorio universitario encontró una bacteria que se llama Cronobacter, es bastante poco habitual pero está descrito como un potente contaminante de las leches en polvo. Y cuando contaminan la leche afectaría a los más vulnerables que son los recién nacidos. Especialmente a los prematuros o personas de la tercera edad”, detalló Jaime Burrws, Subsecretario de Salud Pública de Chile.

En caso de ser consumida por los bebés, los menores podrían presentar fiebre alta, decaimiento, falta de apetito entre otros malestares. Como medida precautoria, las seremis de la cartera retendrán los lotes y enviarán muestra oficiales y de las propias marcas para ser revisadas por el Instituto de Salud Pública (ISP).

En el comunicado, el Minsal explicó que la bacteria Cronobacter es agresiva y puede causar daños de gravedad especialmente a recién nacidos y adultos mayores. Además se consignó que puede causar infecciones invasivas graves, especialmente en menores de dos años.


LEAVE A REPLY