Fiorella Molinelli, viceministra de Transportes, puso hace casi dos semanas su cargo a disposición, luego de que la contraloría recomendara iniciar acciones legales en su contra por las presuntas irregularidades en la adenda del contrato de construcción del aeropuerto de Chinchero (Cusco), que ella firmó.

El ministro de Transportes y Comunicaciones, Bruno Giuffra, confirmó a El Comercio que Molinelli solamente lo acompañará hasta mañana o el martes. Agregó que ya tiene elegido a la persona que la sucederá, pero evitó decir su nombre.

“Sí, he tomado una decisión [respecto a la continuidad de Molinelli], me acompañará en el viceministerio otra persona, ya se anunciará. Si no es el lunes, será el martes”, manifestó en breve comunicación con este Diario.

El ministro de Transportes y Comunicaciones precisó que Molinelli “no está saliendo mal ni por lo palos” de su cartera. “Pasa a una alta posición del Ejecutivo, está cambiando de posición en el Gobierno”, agregó.

Por su parte, la saliente viceministra de Transportes señaló que hace unos días presentó su carta de renuncia, lo que fue confirmado por Giuffra.

Desde la bancada del Frente Amplio, su portavoz alterna Marisa Glave había solicitado que Molinelli dé un paso al costado por las reuniones que sostuvo con los representantes de Kuntur Wasi.

Por ejemplo, entre el 14 de octubre y 3 de noviembre del 2016, Fiorella Molinelli se reunió en cinco oportunidades con Ximena Zavala, ex gerente de Asuntos Corporativos de Andino Investment Holding, integrante del referido consorcio.

En el programa de televisión “La Hora N”, la viceministra de Transportes consideró que el informe de la contraloría es “político”.

“Realmente me encuentro indignada por la burla que representa este informe de la contraloría porque es netamente político, nada técnico. Carece de sustento técnico y legal, viola claramente el debido proceso”, afirmó.

Fiorella Molinelli recalcó que 16 funcionarios del MTC hicieron sus descargos ante el órgano de control, pero que solamente les respondieron “en tres líneas, en las que básicamente dicen que no hemos contestado a ningún argumento [de la entidad]”.

También consideró que la contraloría se equivoca cuando en el documento señala que la adenda genera millonarias pérdidas al Estado peruano. “Mandaría a los funcionarios de la contraloría a seguir una clases de finanzas porque de ninguna manera se explica la pérdida de 40 millones [de dólares]”, acotó en aquella oportunidad.


LEAVE A REPLY