Alfred López

Todos aquel que tenga ya cierta edad seguro que ha escuchado (sino bailado o tarareado) la canción ‘YMCA’ interpretada por el grupo neoyorquino Village People a finales de la década de los años 70. Sonó hasta la saciedad en todas las emisoras de radio y fue pinchada en prácticamente todas las discotecas del planeta.

Pero muchas son las personas que tras esa pegadiza y bailonga melodía han estado ignorando a el significado de esas siglas que no es otro que Young Men’s Christian Association [Asociación Cristiana de Jóvenes], una organización juvenil, no lucrativa, y repartida alrededor del mundo. La entidad fue fundada en la ciudad de Londres el 6 de junio de 1844 con el propósito de recoger, dar cobijo y proporcionar un futuro mejor a jóvenes de barrios marginales.

¿Qué es el ‘YMCA’ que cantaban los Village People?Su creador fue George Williams y fundó esta asociación cuanto solo tenía 23 años. Williams se había trasladado tres años antes hasta la capital de Inglaterra para trabajar en una fábrica, pero se encontró sólo en aquella ciudad y malviviendo en una habitación en unas pésimas condiciones que debía compartirla con otros que estaban en la misma situación que él.

Sin pensarlo dos veces decidió intentar poner remedio a las penurias por las que estaban pasando otros muchachos de su misma edad e incluso más pequeños que vivían en las calles. Consiguió que el patrón de la fábrica donde trabajaba le dejase un espacio donde reunirse los domingos y realizar actividades. Poco a poco se fueron sumando más jóvenes y captando ayuda de numerosos voluntarios que colaboraban altruistamente.

La asociación organizaba torneos deportivos y diferentes eventos y poco a poco fue adquiriendo relevancia mundial, abriéndose delegaciones del YMCA en numerosos países.

En 1978 los Village People quisieron dedicar una canción a la labor que desarrollaba esta asociación, pero dicho gesto no fue visto con buenos ojos por parte de los responsables de la organización que no creían que fuese correcto que un grupo que se había declarado abiertamente homosexual cantase un tema dedicado a una asociación cristiana y, sobre todo, por cuestiones de copyright de la marca ‘YMCA’. Por eso interpusieron una demanda aunque ésta fue retirada posteriormente (según parece se solucionó fuera de los juzgados y con una buena suma de dinero por medio).


LEAVE A REPLY