Swan Song Records, cuando Led Zeppelin quiso tomar todo el control de su música

0
127
swang song

Corría el año 74. Led Zeppelin, la banda más importante del momento, lanzaba un órdago a la industria discográfica. Creaba la compañía Swan Song Records, que se encargaría, desde entonces, de la producción de sus futuros discos. Muchos en el negocio pensaron que sólo era un ataque de ego tan común en las estrellas de rock, que la compañía no duraría. Pero Led Zeppelin tenían otros planes para ella. Un año después, el 25 de febrero de 1975, la compañía lanzaba el Physical Grafitti, el sexto álbum de Led Zeppelin, el único doble, y del que se cumplen ahora 40 años. Para entonces, ya era el tercer disco que producía.

“Habíamos estado pensando en ello durante un tiempo y sabíamos que si formábamos una compañía, no sería no sería para generar las intromisiones que habíamos estado sufriendo nosotros, como con las portadas de discos y cosas por el estilo”, comentó Jimmy Page al periodista Cameron Crowe en una entrevista de ese año.

Led Zeppelin fue, desde el primer momento, un grupo especial. Incluso en sus primeros contratos con Atlantic, la banda gozó de una cierta independencia creativa, en parte gracias a la intervención de su manager, Peter Grant. Sus métodos de negociación, a veces violentos y a menudo con toques mafiosos, fueron esenciales en la ascensión y éxito de la banda.

La soñada independencia

“Después de una noche de negociación entre Peter Grant y Ahmet Ertegun (representante de Atlantic), el normalmente comedido hijo de un diplomático turco abandonó la sala mientras murmuraba:”Peter, me vas a dejar con lo puesto”. En enero de 1974, ambos celebraron una rueda de prensa para anunciar el lanzamiento de la propia discográfica de Led Zeppelin, todavía sin bautizar”, escribe Stephen Davis en su libro Led Zeppelin, el martillo de los dioses.

Porque ni siqueira los Zeppelin podían evitar que las compañías interfiriesen en la producción de sus discos. Para ellos fue una victoria conseguir que Atlantic editara el Led Zeppelin IV sin titular el disco ni poner el nombre los autores. La compañía auguraba un desastre en ventas, y presiones no les faltaron.

Pero 1974 era un año dorado, y la banda disfrutaba de su máximo nivel, pese a no contar con el beneplácito de la prensa musical, como otros grandes grupos como The Rolling Stones. Era, quizá el momento adecuado, y Peter Grant animó a sus muchachos a crear su propio sello, del que él fue el presidente.

Sin embargo, Led Zeppelin nunca rompió con Atlantic Records del todo, que se encargaría de la distribución de los discos producidos por la compañía. El sello produciría los discos venideros de los Zeppelin: Physical Graffiti, Presence, In Through the Out Door y Coda, y canciones como “Kahmir” o “Houses of the Holy”, que serían el mejor respaldo. Pero no serían el único.

Producciones de otros grupos

Physical Graffiti no fue el primer lanzamiento de Swan Song Records. En mayo del 74, el sello publicó el primer álbum de la banda Bad Company, a quien también representaba Peter Grant. La compañía publicaría otros cinco discos del grupo, que llegó a tener cierto éxito en los 70.

En noviembre del mismo año publicó Silk Torpedo de Pretty Yhings. Ambos eran grupos que encajaban en la filosofía de Led Zeppelin para la compañía. “Las personas que estábamos buscando para el sello serían personas que saben a dónde van. No queremos embarcarnos en tener que desarrollar artistas, queremos que gente que están juntos y quieran manejar ese tipo de cosas por sí mismos”, comentó el guitarrista de los Zeppelin.

“Vamos a trabajar con gente que hemos conocido y nos ha gustado – dijo Robert (Plant)- Es un escaparate para gente a la que admiramos y a la que queremos ayudar”, recuerda Davis en su libro.

Por el camino han pasado grupos como The Message ( banda en la que estuvieron Alec John Such y Richie Sambora antes de entrar en Bon Jovi), o Itchy Brother (con los futuros integrantes de The Kentucky Headhunters). Cuando la compañía cerró, en 1983, en sus estanterías se encontraban las primeras ‘demos’ de Iron Maiden o Heart.

Swan Song Records murió casi con Led Zeppelin. El fallecimiento de Bonham, la ruptura del grupo y diversos problemas de salud de Grant propiciaron su desaparición.

Un símbolo más de Led Zeppelin

Los intentos por mantenerla viva no resultaron. Tras el cierre, Robert Plant abrió su propia compañía, Es Paranza Records, mientras que Page y John Paul Jones regresaron a Atlantic. Bad Company, por su parte, se acercó a Atco, filial de Atlantic. Sin embargo, el símbolo de Swan Song Records, que solo aparece en las reediciones de álbumes de Led Zeppelin, pasó a la historia de la iconografía del rock y se ha convertido en un signo más de la banda.

En posters, colgantes o camisetas, el logotipo de Swan Songs Records forma parte del la simbología ‘zeppeliniana’. Un ángel que cae en pleno vuelo, tomado prestado de la pintura Evening: The Fall of Day (1869) del pintor William Rimmer. Inspirado en el dios mitológico griego Apolo, el original está pintado en técnica mixta de carboncillo y óleo.

“Al principio se propusieron nombres deliberadamente crudos como Slut Records (“Discos Puta”, en inglés) o Slag Records (Discos Malhabla). Luego de descataron por Eclipse Records, pero los abogados descubrieron que ya estaba registrado”.

Realmente, Swan Song Records hizo honor a su nombre: Significa “canto del cisne” (en inglés), el canto que hace antes de morir. Nació por la banda, y no mucho después, desapareció con ella, aunque nunca del todo. Aún hoy, permanece como símbolo de los Zeppelin, y ese ‘ángel que cae’ reaparece cada vez que se reeditan sus inmortales discos.

GONZALO CARETTI

 


LEAVE A REPLY