El ex mandatario Alejandro Toledo no ha ocultado su paradero y se ha esforzado para que todos en el Perú sepan dónde está, qué hace y con quiénes se encuentra. Desde sus redes sociales ha publicado los registros de su última disertación en EE.UU: fue invitado por la Misión Permanente de Surinam para participar en el diálogo Asociaciones Público-Privadas para la Sostenibilidad para el Desarrollo Global.

Esta invitación a Toledo ha generado que la Misión Permanente del Perú ante las Naciones Unidas envíe una nota de protesta a sus pares de Surinam.

Los parlamentarios de distintas tiendas políticas están de acuerdo, esta vez, y han considerado que se trata de una “burla” para el país. Es más, el congresista aprista Mauricio Mulder presentará una moción en contra de la invitación surinamés. Desde el Ejecutivo, la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello ha considerado este episodio como “una falta de respeto”.

La pregunta de los ciudadanos, que han visto en vivo las transmisiones de esta conferencia por Internet, es la siguiente: ¿por qué Alejandro Toledo puede moverse entre California, Washington y Nueva York, sin que lo detenga la policía?

¿Las órdenes de prisión preventiva continúan?
De los tres últimos ex presidentes investigados y relacionados al Caso Odebrecht, Alejandro Toledo es el único que tiene orden de prisión preventiva por 18 meses. Este mandato está vigente.

Pero no solo tiene una orden judicial por este megacaso de corrupción, acusado de los delitos de tráfico de influencias, cohecho y lavado de activos. La segunda orden llegó hace poco más de un mes, por un caso más antiguo: Ecoteva. Esta también continúa vigente.

La primera orden de prisión preventiva fue ordenada por el juez Richard Concepción del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Sala Penal Nacional por el Caso Odebrecht. El magistrado envió al Departamento de Justicia de EE.UU., hace varios meses, el pedido de arresto provisorio con fines de extradición, cumpliendo con los requisitos del tratado de extradición que tiene el Perú con el país norteamericano.

Un dato curioso, que llama la atención, es que el último tratado de extradición con EE.UU. fue suscrito cuando Toledo era presidente electo y entró en vigencia en el 2003, durante su gobierno. La firma del documento estuvo a cargo de Roberto Dañino, quien era el embajador del Perú en Estados Unidos, y Roger Noriega, entonces secretario asistente de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental. Precisamente, Noriega es uno de los consejeros legales que tiene el ex presidente en el país norteamericano.

La segunda orden judicial por el Caso Ecoteva será enviada a EE.UU. los próximos días por el juez Abel Concha, del 16 Juzgado Penal de Lima. El pedido se enviará a raíz de un documento que remitió la Interpol al magistrado en el que informaba que, desde el 9 de mayo hasta hace pocos días, Toledo se hospedaba en un lujoso hotel en California.

¿Qué es lo que falta?
Hasta que un juez federal no reciba y resuelva sobre la orden de detención con fines de extradición presentada por las autoridades judiciales peruanas, Alejandro Toledo no podrá ser arrestado en suelo estadounidense. Por esa razón, aún puede ir de estado en estado sin problemas.

Las autoridades norteamericanas hicieron algunas precisiones al pedido de arresto provisorio con fines de extradición enviado en febrero pasado. Lo último que conoció este Diario es que han solicitado las pruebas que demuestren que el dinero de Odebrecht terminó en las cuentas del ex presidente.

Hasta el momento, está acreditado por el Ministerio Público que el destino de los sobornos por la carretera Interoceánica fueron las ‘offshores’ vinculadas con el empresario israelí Josef Maiman, amigo del ex mandatario.

Fuentes de El Comercio indicaron que la fiscalía está a la espera de información, que llegará del exterior, y que así cumplirán con enviar las pruebas contra Toledo solicitadas por EE.UU. Esta es la documentación que está tardando, pero que no depende de las autoridades judiciales peruanas.

Mientras tanto, Toledo dará mañana una entrevista exclusiva con CNN. “Por primera vez en cuatro meses de las acusaciones que me han hecho y me han declarado la oveja negra de Perú, voy a dar una entrevista”, ha dicho.

Giovanna Castañeda Palomino


SHARE
Previous articleFray Luis de León
Next articleBavarois de chocolate

LEAVE A REPLY