La búsqueda de nuevos sectores que empujen el carro de la economía, que –por el momento– está estancada, nos lleva, entre otras, al subsector pecuario (ganadería).

Según el Ministro de Agricultura, José Manuel Hernández, el Perú tiene potencial para ser líder en la región en la actividad ganadera, al mismo nivel de países como Argentina y Uruguay, cuyas economías tienen fuerte presencia de este sector. La diferencia es la inversión en tecnología que permita un mejor tratamiento de los animales, con mejores campos para su alimentación y más demanda desde el mercado interno y externo.

Y es que, en la actualidad, cada peruano solo consume 87 litros de leche, 6,17 kilos de carne de vacuno y 1,15 kilos de carne de ovino al año, cifras que –para ejecutar el potenciamiento de la ganadería en el Perú– deben aumentar progresivamente en la próxima década.Para dar ese impulso llegó el ministro de Agricultura a las pampas de Parinacochas, en la localidad de Calera, distrito de Puyusca (Ayacucho), a 3.500 metros sobre el nivel de mar, una de las zonas donde hay mayor proyección de desarrollo ganadero, y donde se concentran 8 mil personas que dependen de esta actividad, ante ellos presentó el Plan Nacional de Desarrollo Ganadero (2017-2027) como un instrumento “que plantea estrategias basadas en la experiencia de las tendencias globales, enfoque territorial, de inclusión y de desarrollo sostenible, buscando mejorar la competitividad de las crianzas de vacunos, ovinos, camélidos y animales menores, que constituyen la principal fuente de ingresos de las familias de las zonas andinas”, subrayó.

En este alejado y bello paraje de la serranía de Ayacucho se pusieron en marcha las primeras mil hectáreas de alfalfa “Dormante” (activada por lluvias) que proveerá de alimento nutritivo a casi mil cabezas de ganado vacuno, un extraordinario potencial económico que tiene impacto directo en los habitantes de Puyusca, que dependen principalmente del agro.

La receta indica que con pastos mejorados, semillas, soporte tecnológico y trasplante embrionario se aumentará la producción de leche, solo en Parinacochas a 10 litros por vaca, y un tanto igual en las otras regiones ganaderas del Perú.

Con la promoción del cultivo de alfalfa en zonas altoandinas como Puno, Ayacucho y otras regiones de la sierra, se contarán con más pastos para promover la ganadería, producir más leche y más productos derivados. “Así vamos a tener una actividad ganadera que tiene previsto crecer a una tasa anual de 5% hasta el 2021”, estimó el ministro.

La realidad

Potenciar la actividad pecuaria en el Perú parece un sueño, toda vez que hoy el ingreso promedio de un productor que se dedica a esta actividad es de apenas S/ 650, y solo 496 mil productores usan reproductores de alta calidad, 38 mil cuentan con capacitaciones para conocer las principales enfermedades que aquejan a los animales y 97 mil tienen, en sus campos, con sistemas de riego y realizan prácticas adecuadas de manejo de agua.

Según la Encuesta Nacional Agraria (ENA), otra realidad preocupante es el bajo nivel de asociatividad en la actividad ganadera, y es que del total de ganaderos en el Perú, solo 859 mil están organizados y gestionan empresarialmente sus unidades de producción, y más preocupante aún es que solo 277 mil productores participan de espacios comerciales de índole nacional e internacional y 220 mil acceden a créditos.

Si bien se estima que hay 1,7 millones de unidades agropecuarias en el Perú, el Censo Nacional Agropecuario indica que solo 735 mil están inscritos en registros públicos.

Para cambiar esta realidad, la apuesta del Ejecutivo es cuadruplicar el presupuesto que los gobiernos regionales, locales y el sector privado destinan al desarrollo pecuario, que según el Banco de Proyectos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) hoy es de S/265 millones 68 mil, de modo que en el 2027 alcance los S/ 1.151 millones.

Según estimados del Ministerio de Agricultura, el incremento presupuestal permitiría que en los próximos diez años el ingreso de los productores crezca a S/850, el número de ganaderos capacitados suba a 50 mil, 165.946 usen tecnología para el riego de sus campos y más de 1 millón puedan acceder a créditos. Otro aspecto que ayudará a la mejora es el incentivo del mercado interno, se apunta a que el consumo de leche suba a 120 litros, el de carne de vacuno a 7,40 kilos y el de carne ovina a 1,40 kilos por año.

“Yo veo un emporio ganadero”

Máximo San Román, asesor dePPK, también llegó hasta el poblado de Calera, y ante más de 3 mil ganaderos dijo que él veía en esta región un futuro “emporio ganadero”.

“Yo soy hijo de agricultor, sé trabajar en el campo, ordeñar vacas, hacer queso, y tienen un lindo territorio como para sacar provecho”, comentó San Román.

El asesor del presidente PPK destacó el inicio de las inseminaciones artificiales, lo que le abre una nueva oportunidad a la ganadería nacional, toda vez que se podrá obtener animales mejorados, dijo que espera que en los próximos años haya un mayor desarrollo de esta y otros métodos tecnológicos.

Escribe: Javier Contreras


LEAVE A REPLY