Café Haití

0
207

Antonio Neri Noferi, de nacionalidad Italiana llegó a Chile en 1948 para construir su primera cafetería llamada Indianápolis, luego fundó en la calle Ahumada la renombrada cafetería Haití, que hasta hoy funciona en Santiago de Chile.

Ha comienzos de 1952 se trasladó a Lima he inició las actividades del Haití Café, en plena plaza de Pizarro, al costado de palacio de gobierno. En esta cafetería fueron atendidas las más notables personalidades de la época, ya que fue el lugar de moda del momento en la que se reunía la sociedad política y bohemia de Lima de los años cincuenta.

Por allí pasaron personalidades como Alejandro Miró Quesada, Manuel Ulloa, Mario Vargas Llosa, Pedro Beltrán y Julio Ramón Ribeyro, entre otros.

Fue en el año 1962, en que se abrió el Haití de Miraflores, superando las expectativas debido a su buena atención y calidad. El Café Haití ha perdurado conservando la calidad y tradición que lo identifica y lo hace especial.
El local le debe su nombre a una marca de cafetera precisamente de marca Haití la misma que produce una de las especialidades de la casa, el ristreto.

No podemos dudar que todas nuestras actividades personales rodean la imagen del Haití, de allí que solemos decir, parafraseando a Abraham Valdelomar: “El Perú es Lima, Lima es Miraflores y Miraflores es el Haití”.

Desde el año de su fundación el Haití ha experimentado varios modificaciones en su decoración y equipos gracias a la innovadora administración de Don Piero Arfinengo quien ve continuar su legado hoy en manos de Stefano Arfinengo Neri, actual director del local que presenta a la cafetería denominada Haití Restaurant Café Bar como un lugar moderno acorde a los mejores sitios del momento conservando su distinguida clientela y ofreciendo una carta muy variada que no deja de incluir el tradicional café expreso. Hoy el Haití de Miraflores prefiere no hablar de años sino de agradecer la fiel compañía de sus clientes.


LEAVE A REPLY