Desde que el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló los sobornos que Odebrecht admitió haber pagado en varios países de América Latina, el escándalo no ha cesado. Cada día salen nuevas revelaciones a la luz sobre esta trama de corrupción que se originó en Brasil y se esparció por la región.

La constructora brasileña pagó aproximadamente 400 millones de dólares en Latinoamérica. En Perú fueron 29 millones en sobornos entre el 2005 y el 2014. Este periodo abarca los gobierno de Alejandro Toledo (2001-06), Alan García (2006-11) y Ollanta Humala (2011-16). En otros países, como Venezuela, República Dominicana, Guatemala, México, Colombia o Ecuador, los montos son variados, pero no menos escandalosos.

Los implicados. El caso estalló en el Perú en diciembre con la confesión de los sobornos de Odebrecht, pero los involucrados comenzaron a conocerse recién en enero. Los primeros detenidos fueron Jorge Cuba, exviceministro de Comunicaciones durante el gobierno de García, y Edwin Luyo, miembro del Comité para la Licitación de la Línea 1 del Metro de Lima. Ambos fueron acusados de recibir coimas a cambio de concesionar la obra.

En febrero se supo que Toledo habría recibido 20 millones de dólares de Odebrecht a cambio de la concesión de los tramos II y III de la Carretera Interoceánica, por lo que tiene una orden de detención. “Su caso es el más complicado. Es un prófugo de la Justicia. En el caso de Humala, hay una confesión de Odebrecht de entrega de 3 millones, pero esto no se ha conectado a corrupción”, explica el abogado penalista Carlos Caro. En abril las investigaciones apuntaron al gobernador regional del Callao, Félix Moreno. Se le acusó de recibir cerca de 3 millones de dólares por el proyecto de la Costa Verde.

Personajes claves. Jorge Barata fue el hombre clave de Odebrecht en el Perú. Visitó Palacio de Gobierno diez veces y en varias de estas reuniones habría estado presente Alan García. El exmandatario ha sido vinculado por la prensa con el pago de coimas por la aparición de las iniciales A.G. en la agenda telefónica de Marcelo Odebrecht, junto a la cifra de un millón de dólares.

Personajes importantes en esta mega investigación son los llamados delatores premiados, quienes han contado todo lo que saben a cambio de beneficios. “El Ministerio Público peruano hizo indagaciones junto a su par brasileño, en el mismo Brasil, a los que están en situación de delación premiada. Se les entrevistó. Hay firmas de fiscales peruanos y brasileños”, explica Juan Pari, expresidente de la comisión ‘Lava Jato’ del anterior Congreso. El escándalo tiene para rato y solo queda esperar que otros nombres y fechas de sobornos salgan a la luz.


LEAVE A REPLY