Hace tres días, el exgobernador regional del Cusco Jorge Acurio Tito negó públicamente haber recibido sobornos de la constructora brasileña Odebrecht. Pero el juez Manuel Chuyo Zavaleta ya había ordenado su detención preliminar por 48 horas y el allanamiento de su domicilio por delitos de tráfico de influencias y lavado de activos.

El fiscal Hamilton Castro había pedido su detención basado en la declaración de tres colaboradores, documentos de constitución de una empresa offshore en Uruguay, depósitos bancarios realizados desde la offshore Klienfeld Services, vinculada a Odebrecht, la cuenta en un banco de Andorra de la offshore Wircel SA y registros de llamadas telefónicas.

Acurio

Ayer se ejecutó la orden judicial. Jorge Acurio Tito fue detenido en su vivienda de la Av. Fortunato Herrera Nº 211, urbanización Magisterial, en el distrito cusqueño de Wanchaq. Ya detenido y mientras esperaba su traslado a Lima, volvió a insistir en su inocencia.

El fiscal Castro esperó el momento oportuno para ejecutar la detención y allanamiento, para intervenir a los que lo ayudaron en Lima.

En el departamento 601 de un edificio ubicado en el Malecón Grau Nº 439, en Chorrillos, fue detenido José Francisco Zaragoza Amiel, abogado, árbitro legal, catedrático y asociado del estudio jurídico Rebaza, Alcázar & De las Casas.

Además, fueron allanadas sus oficinas en el mencionado estudio, en la cuadra 4 de la avenida Canaval y Moreyra, en los pisos 9, 14, 15 y 17.

Simultáneamente, se allanaron las tres viviendas y oficinas del abogado y exgerente general adjunto de La Positiva Seguros y Reaseguros, Gustavo Fernando Salazar Delgado, quien se encontraría en estos momentos fuera del país.

Fernando Salazar ya no trabaja en La Positiva desde hace un año y es actual presidente del club Regatas Lima. En la noche, la comisión de disciplina de este club comunicó la suspensión de Francisco Zaragoza y Gustavo Salazar.

Hallazgos de fiscal

La detención de Jorge Acurio es resultado de un minucioso trabajo de tres meses del equipo encabezado por el fiscal Hamilton Castro, con el fin de verificar y confirmar las declaraciones de los exfuncionarios de Odebrecht Perú que se han acogido a la colaboración eficaz.

La historia hasta ahora corroborada es que Acurio solicitó el pago de US$ 3 millones de dólares para facilitar que la constructora Odebrecht sea favorecida con la adjudicación de la obra “Mejoramiento de la Transitabilidad Peatonal y Vehicular de la avenida de Evitamiento en la ciudad del Cusco”.

Odebrecht accedió a pagar y le pidió a Acurio tener una offshore y una cuenta bancaria para realizar los pagos, de lo cual se encargó Gustavo Salazar, de seguros La Positiva.

Así, la constructora brasileña le pagó a Acurio 1.250.000 dólares, en dos partes, el 17 de octubre y el 26 de noviembre del 2013. Los pagos cesaron cuando, en diciembre del 2013, Acurio fue suspendido como gobernador regional del Cusco.

Los pagos se realizaron desde la offshore Klienfeld Service, utilizada por Odebrecht para pagos ilícitos, a través del Meinl Bank.

Klienfeld Service transfirió el dinero a la cuenta de la offshore uruguaya Wircel SA, en la sede panameña del banco Credit Andorra. Wircel SA tiene como representante al abogado José Francisco Zaragoza.

El abogado del estudio Rebaza, Alcázar & De las Casas se encargó además de elaborar un contrato ficticio entre Klienfeld Service y Wircel SA para dar visos de legalidad a la transferencia del dinero.

Gustavo Salazar aparece en esta historia como el intermediario entre Acurio y José Zaragoza, para constituir la offshore y recibir los pagos.

El colaborador 06-2017

La investigación se sustenta en la declaración del colaborador 06-2017, que se convierte en el tercer ejecutivo de Odebrecht que se acogió a la Ley de Colaboración con la Justicia peruana. El primero fue Jorge Barata y le siguió el Nº 03-2017.

Jorge Barata declaró a la fiscalía que en febrero del 2012, Acurio lo citó a una reunión en la sede del Gobierno Regional en el Cusco, pero que al no poder asistir envió a su representante, el hoy colaborador 06-2017. En esta reunión, Acurio les presentó los proyectos que serían licitados en el Cusco y les dijo que los podía favorecer a cambio del pago de una contrapartida del 3% del valor de cada obra. Odebrecht no aceptó y se presentó como postor para el servicio de “Gestión vial por niveles en las redes 1, 2 y 3″ en el Cusco, pero no ganó nada.

En septiembre del 2012, Acurio volvió a reunirse con el colaborador 06-2017 en las instalaciones del gobierno regional y le presentó el proyecto “Mejoramiento de la Transitabilidad Peatonal y Vehicular de la Avenida de Evitamiento” del Cusco.

De nuevo, les ofreció favorecerlos e incluir en las bases requisitos técnicos y económicos favorables a la empresa. A cambio, pidió el pago de 3% del valor de la obra, aproximadamente US$ 3 millones, de lo cual se debería materializar un primer pago del 30% en el momento de recibir el adelanto de obra.

Odebrecht aceptó y el colaborador 06-2017 se volvió a reunir con Acurio y le entrega un sobre con los requisitos técnicos que deberían ser incluidos en las bases de la licitación.
La offshore y pagos

Así, el 1º de marzo del 2013 se otorgó la buena pro de la licitación de la vía Evitamiento por 297.975.952,84 al consorcio Vías de Cusco, integrada por Odebrecht.

El 22 de octubre del 2013 se otorgó el primer adelanto de obra por 24.589.256,42 a la empresa contratista. El colaborador 06-2017 recibió indicaciones del colaborador 03-2017 respecto a que Acurio debería indicar una empresa offshore y un número de cuenta para recibir los pagos.

En una nueva reunión en Lima, Acurio Tito le dijo al colaborador 06-2017 que los pagos debían realizarse en la offshore Wircel y que Gustavo Salazar, de La Positiva, le suministraría los demás detalles y el número de cuenta.

En septiembre de 2013, el colaborador 06-2017 se reunió con Gustavo Salazar, quien le indicó que se firmaría un contrato ficticio por medio de su socio Francisco Zaragoza, de quien proporcionó número telefónico y correo electrónico para las coordinaciones.

Unos días después, Zaragoza lo citó en el estudio Rebaza & Alcázar y le entregó el contrato firmado, entre Klienfeld Service Ltda, como cliente, y Wircel, como asesor, de fecha 4 de octubre del 2013.

El 17 de octubre y 26 de noviembre del 2013 se realizaron los pagos, luego que el 22 de octubre de ese año el Gobierno Regional del Cusco efectuara el primer adelanto por la construcción de la Vía Evitamiento, por 24.589.952,84 soles.

La fiscalía considera que Jorge Acurio cometió en este caso tráfico de influencias y lavado de activos.

Lo traerán a Lima para una audiencia

Jorge Acurio Tito será trasladado a Lima para una audiencia, donde se espera que la fiscalía supraprovincial anticorrupción solicite su prisión preventiva. Ayer no pudo viajar porque no alcanzó cupos en los vuelos a la capital, presuntamente por un exceso en la venta de pasajes.

José Francisco Zaragoza Amiel permanece detenido en la carceleta del Ministerio Público, luego de pasar por una audiencia de control de identidad ante el juez Manuel Chuyo Zavaleta.

El estudio jurídico Rebaza, Alcázar & de las Casas indicó que su socio, José Zaragoza, es investigado por servicios prestados a la empresa Wircel S.A. “Estos servicios no están relacionados con ningún tipo de asesoría legal de la firma al Grupo Odebrecht”, anotó.

La Vía Evitamiento Cusco, de 9,5 kilómetros, se concesionó por S/ 297.975.952,8 y terminó costando 410 millones de soles.

El 2011, la obra fue declarada de necesidad, utilidad pública e interés nacional, por iniciativa de un grupo de congresistas del Cusco.

El 2013, el plan Copesco otorgó la buena pro para la elaboración del expediente técnico y la posterior ejecución de la obra al consorcio Vías del Cusco, integrada por las empresas de Odebrecht.

César Romero


LEAVE A REPLY