(Reuters) – Las acciones de la constructora Graña y Montero se hundían el martes en las bolsas de Lima y de Nueva York luego de que la procuraduría peruana presentó una denuncia penal contra la compañía y el expresidente de la firma por presunto delito de colusión en un caso vinculado a la brasileña Odebrecht.

Graña y Montero, la mayor constructora de Perú, fue socia minoritaria en la construcción de dos tramos de una carretera Interoceánica de Odebrecht, investigada por supuestamente pagar sobornos para ganar y ejecutar la obra pública.

La denuncia fue interpuesta el lunes a la fiscalía superior especializada en delitos de corrupción, e incluye a otras dos empresas constructoras y a sus respectivos representantes.

Graña y Montero dijo en un comunicado que la actuación de la procuraduría no cambia la situación legal de la compañía. “Esta es una petición que requiere pasar por el proceso correspondiente en el Ministerio Público y dependerá, en definitiva, de la decisión final de la Fiscalía”, afirmó.

A las 11.35 hora local (1635 GMT), las acciones de Graña transado en la bolsa limeña se hundían un 13,3 por ciento, a 2,08 soles, mientras que sus ADRs en Nueva York se derrumbaban un 11,5 por ciento, a 3,23 dólares.

La acción de la procuraduría es un revés para Graña y Montero tras el anuncio en la víspera de que sus acciones que cotizan en Nueva York serán incluidas desde junio en la categoría emergente del proveedor del índice MSCI.


LEAVE A REPLY