La regulación de la Licitación Pública en el Perú ha cambiado con la entrada en vigencia de la nueva Ley de Contrataciones del Estado y su reglamento. El notable descenso en la presentación de propuestas ha propiciado que la nueva normatividad se oriente a incentivar la participación de los privados mediante la flexibilización de algunos de sus requisitos y la simplificación de algunos aspectos del proceso.

En ese marco, resulta de vital importancia que todos los agentes involucrados con la problemática de las contrataciones del Estado en general y la licitación pública en particular, cuenten con un dominio cabal de los aspectos más resaltantes de esta nueva regulación.

¿QUE ES LA LICITACIÓN PÚBLICA?

La Licitación Pública es uno de los siete métodos de contratación previstos en la nueva Ley de Contrataciones del Estado (Ley 30 225) y- como tal- tiene por finalidad seleccionar en un marco de libre competencia la oferta que permita asegurar el cumplimiento de una finalidad pública.

Al igual que el año 2015, bajo la regulación pasada, las Entidades del Estado deben acudir a este método toda vez que quieran contratar bienes u obras mayores a s/400 000 o s/ 1 800 000 soles respectivamente.

REQUISITOS PARA PARTICIPAR DE UNA LICITACIÓN PÚBLICA.

La nueva Ley de Contrataciones del Estado (Ley 30225) busca incentivar la participación de los privados en las contrataciones públicas. Por esta razón, ha impuesto en este ámbito menos restricciones que la norma anterior

En ese marco, aquellos proveedores que deseen participar en un proceso de Licitación Pública deben cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Contar con inscripción vigente en el Registro Nacional de Proveedores (RNP).
  2. Inscribirse en el registro de participantes a través del SEACE.
  3. Pagar los derechos correspondientes.
  4. No encontrarse impedido por la ley para contratar con el Estado.

EL PROCEDIMIENTO DE LICITACIÓN PÚBLICA EN 9 ETAPAS

Como anotamos en las líneas introductorias, los cambios más notables implementados por la nueva normatividad se perciben con mayor claridad en el nuevo procedimiento de selección.

En esa línea, el procedimiento de Licitación Pública puede ser dividido en 9 etapas, las cuales detallamos a continuación.

1.LA CONVOCATORIA.

Luego de la elaboración y aprobación de las bases, el comité de selección debe realizar la convocatoria al proceso de contratación mediante su publicación en el SEACE.

Una convocatoria realizada correctamente debe incluir la siguiente información:

  • La identificación, domicilio y RUC de la entidad que convoca
  • La identificación del procedimiento de selección.
  • La descripción básica del objeto del procedimiento
  • El valor referencial en los casos previstos en el artículo 18 de la Ley.
  • El costo de reproducción de los documentos del procedimiento de selección que se
  • registren con la convocatoria.
  • El calendario del procedimiento de selección.
  • El plazo para el cumplimiento de las prestaciones.

En esta etapa es importante aclarar algo más: el valor estimado del bien debe registrarse obligatoriamente en el SEACE, no obstante, el reglamento dispone que este solo será de conocimiento público después del otorgamiento de la buena pro; lo que quiere decir que los postores deberán formular sus ofertas prescindiendo por completo de este dato.

La razón de fondo que se le atribuye a esta disposición (la cual ha sido copiada del sistema norteamericano) es propiciar que los postores, al momento de formular sus propuestas, atiendan el aspecto técnico-funcional antes del económico.

2. EL REGISTRO DE PARTICIPANTES.

Hecha la convocatoria, los proveedores que deseen participar del procedimiento de selección deberán inscribirse a través del SEACE. La inscripción es gratuita y electrónica teniendo como únicas condiciones que el proveedor cuente con inscripción vigente en el Registro Nacional de Proveedores (RNP), y que haya pagado el derecho correspondiente.

El registro de participantes se lleva a cabo desde el día siguiente de la publicación de la convocatoria hasta antes del inicio de la presentación de ofertas.

3. LA FORMULACIÓN DE CONSULTAS Y OBSERVACIONES.

En un plazo no menor de 10 días contados desde el día siguiente de la convocatoria, los participantes podrán formular consultas u observaciones a las bases.

Las consultas tienen por objeto el esclarecimiento de algún aspecto de la normativa prevista en las bases, las observaciones, en cambio, son cuestionamientos fundamentados sobre supuestas vulneraciones a la normativa de las contrataciones u otra normativa que tenga vinculación con el objeto de contratación.

4.ABSOLUCIÓN DE CONSULTAS Y OBSERVACIONES.

La entidad tiene la obligación de responder las consultas y observaciones en un plazo de 7 días. La absolución se realiza de manera motivada mediante pliego absolutorio de consultas y observaciones; en caso de las observaciones se debe indicar si estas son acogidas total o parcialmente o si, por el contrario, son rechazadas. La notificación del pronunciamiento de la entidad se tiene por realizada desde el momento de la publicación del pliego absolutorio en el SEACE.

Cabe la posibilidad de que el participante no se encuentre conforme con el pronunciamiento de la entidad. En ese caso podrá elevar su pedido al OSCE para lo cual contará con un plazo de 3 días.

Hecho esto, el OSCE en un plazo de 10 días emite un pronunciamiento que incluye la revisión de oficio de cualquier aspecto de las bases. Este pronunciamiento es definitivo e incuestionable.

5. INTEGRACIÓN DE LAS BASES.

El comité de selección deberá incorporar a las bases las modificaciones que hayan resultado de la absolución de dudas y observaciones. Las reglas definitivas deberán ser publicadas en el SEACE en la fecha prevista según el cronograma de las bases.

El comité de selección no puede continuar con la tramitación del procedimiento de selección si no ha publicado las bases en el SEACE, bajo sanción de nulidad de todo lo actuado posteriormente y sin perjuicios de las responsabilidades a las que hubiere lugar.

6. LA PRESENTACIÓN DE OFERTAS.

La presentación de ofertas se realiza en un acto público cuya legalidad es acreditada por un notario o juez de paz. El comité de selección llama uno por uno a los postores con el objeto de que entreguen sus propuestas. El postor que no se encuentra presente al momento del llamado no será tomado en cuenta y su oferta se tendrá como desistida.

La nueva Ley señala que la oferta se presenta en un solo sobre, el cual debe contener tanto la propuesta técnica cómo la económica. Además, no es indispensable que sea presentada por el proveedor o representante legal, ya que, también puede hacerlo un tercero, incluso, así no esté acreditado formalmente.

Una vez entregados, el comité de selección abre los sobres anunciando al mismo tiempo el precio de las ofertas. Luego, verificará que estas cumplan con los requisitos mínimos exigidos por el reglamento (declaraciones juradas, monto de la oferta, carta de compromiso del personal clave, etc.).

La oferta que no cumpla con los requisitos mínimos deberá ser desestimada.

Tampoco serán admitidas las ofertas que no se encuentren dentro de los límites del valor estimado o valor referencial, a menos que cuenten con la certificación del crédito presupuestario correspondiente.

7. LA EVALUACIÓN DE OFERTAS

Antes de asignar el puntaje correspondiente se debe verificar que las ofertas se ajusten a las especificaciones técnicas y términos de referencia previstos en el expediente de contratación. La oferta que no cumplan con este requisito será considerada como no admitida.

Luego, se procederá a asignar la puntuación correspondiente examinando los factores de evaluación previstos en las bases. Al precio más bajo se le asignará el puntaje máximo. A los demás factores se le asignará la puntuación en la cantidad y forma establecida en las bases del procedimiento.

¿Y si hay empate?

En ese caso, la prioridad para pasar a la siguiente etapa se define mediante sorteo, para lo cual se debe contar con la presencia de un notario o juez de paz.

8. VERIFICACIÓN DEL CUMPLIMIENTO DE LOS REQUISITOS DE CALIFICACIÓN.

Uno de los cambios más resaltantes que ha implementado la nueva ley de contrataciones es la incorporación de una nueva etapa en los procedimientos de selección, esta es, la verificación del cumplimiento de los requisitos de calificación.

Se entiende por requisitos de calificación a aquellos elementos que acreditan que el postor reúne las capacidades necesarias para ejecutar la prestación de manera idónea. La calificación recae sobre el sujeto y no sobre el producto que oferta.

Aclarado ello, podemos seguir con el desarrollo del procedimiento de Licitación Pública.Culminada la etapa de evaluación el comité deberá verificar que el postor que haya quedado en primer lugar cumpla con los requisitos de calificación previstos en las bases.

Si el postor que obtuvo el primer lugar no cumple con estos requisitos su oferta debe ser rechazada. En ese caso, el comité deberá evaluar al que quedó en segundo lugar y así sucesivamente en el orden de prelación de las ofertas.

9.OTORGAMIENTO DE LA BUENA PRO.

Habiendo verificado que los postores cumplen los requisitos de calificación, el comité de selección procederá a otorgar la buena pro mediante su publicación en el SEACE.


LEAVE A REPLY