La decisión del Banco Central de Reserva (BCR) de bajar la tasa de interés es correcta pero muy tardía, como siempre, señaló Germán Alarco, profesor de la Universidad del Pacífico.

El experto consideró que el BCR está comportándose “acomodaticiamente”, ya que las tasas activas y pasivas promedio en moneda nacional vienen cayendo desde febrero de 2017 por el menor nivel de actividad económica.

Para Luis Eduardo Falen, analista senior de Intéligo SAB, el Banco Central tiene espacio para un recorte adicional que podría ser de 25 puntos básicos en la segunda mitad del año, disminuyendo hasta el 3,75% a fin de año.

Falen comentó que la debilidad de la economía y el retraso en la implementación de la política fiscal llevan al BCR a apoyar la recuperación de la economía.
Debería bajar más
En tanto Alarco comentó que si se quiere un verdadero impacto se debería continuar bajando la tasa de interés en los próximos meses, pero desafortunadamente ahora tendríamos poco espacio para hacerlo.

Se ha perdido margen de maniobra por el atraso en la decisión de reducirla y ahora tenemos encima el calendario alcista de la Reserva Federal de los Estados Unidos FED (con un siguiente ajuste en junio), el inicio del proceso de apreciación del dólar americano y las continuas amenazas de Trump, dijo Alarco.

Recordó que la situación peruana no es similar a la mexicana, que debe enfrentar las presiones cambiarias y la salida de capital de corto plazo, subiendo la tasa de interés de referencia de la política monetaria.


LEAVE A REPLY