Paulo Rosas Chávez

La Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso archivó ayer el proyecto de ley que planteaba que los presos mayores de 75 años y con enfermedades graves cumplieran sus penas en sus casas. Propuesto por el legislador Roberto Vieira, esa iniciativa hubiera favorecido al condenado ex presidente Alberto Fujimori.

Tras la sustentación del proyecto, congresistas de Fuerza Popular como Alejandra Aramayo y Úrsula Letona se pronunciaron en contra de este. La postura del partido liderado por Keiko Fujimori, sin embargo, difiere con la que expresada por Kenji Fujimori, quien instó a Fuerza Popular a luchar “de manera activa” por la libertad de su padre.

Ya con el proyecto en el archivo, ¿se ve afectada la figura de Keiko Fujimori y de Fuerza Popular? Para el analista político Enrique Castillo, hay un efecto a corto plazo en el caso de la lideresa fujimorista.

“Keiko Fujimori puede sufrir un revés, porque muchos militantes del fujimorismo le van a reclamar que tuvo la oportunidad de mandar a su papá a casa y no lo mandó. Sufrirá las consecuencias de la decisión”, explica.

Sin embargo, Castillo afirma que en un plazo más largo otro puede ser el escenario, “porque a Pedro Pablo Kuczynski le quedan 4 años más de gobierno y, en alguno de estos, la salud de Alberto Fujimori puede empeorar”, así como la situación política.

“Si eso sucede, si la salud de Fujimori se pone peor y la situación política se pone complicada, va a indultarlo. Con eso, Keiko gana en el largo plazo”, delineó. Pese a ello, remarcó que es una posición riesgosa la que ha tomado la lideresa fujimorista, sobre todo “si su padre muere en la cárcel”.

Para el politólogo Eduardo Dargent, es evidente que “el fujimorismo albertista, que no es pequeño, va a estar molesto” con Keiko Fujimori al cerrar la posibilidad de una prisión domiciliaria. Pero reconoce que hay también quienes buscan que el ex mandatario tenga una “mayor libertad de movimiento, porque parece que quiere hacer política”.

En ese escenario, Dargent señala que “si con dos Fujimori hay dificultades [en alusión a Keiko y Kenji], ¿cómo sería con tres?”. “Un Fujimori que sale y politiza no es lo más conveniente para el sector keikista y eso es lo que se ve en estas peleas”, evaluó.

Para él, “Keiko Fujimori estaría más interesada en forjar temas que renueven el apoyo al fujimorismo”, como la lucha contra la inseguridad ciudadana o plantear diferencias con el gobierno, en vez de temas como la libertad de Alberto Fujimori.

-Sobre Fuerza Popular-
Acerca de la situación en Fuerza Popular, Enrique Castillo sostiene que, internamente, este tema “los divide”, pues “hay gente que quiere ver a Alberto Fujimori fuera de la cárcel aunque sea con grilletes y arresto domiciliario”. Pero consideró que hay también quienes buscan “la posición maximalista, que es la del indulto”.

Por su parte, Eduardo Dargent explica que este “es un tema de bastante tensión sobre el cual no hay una posición clara o unificada y da pie a todo tipo de especulaciones” sobre lo que sucede al interior de Fuerza Popular.

“Este incidente y otros muestran que tienen serios problemas que pueden terminar en desgastes, conflictos y daños a la figura de la lideresa”, señala el politólogo. Sin embargo, añadió que “el fujimorismo sigue teniendo cierta ventaja frente a otros movimientos en el sentido en que muestra cierta cohesión y orden”.


LEAVE A REPLY