Pocas películas se topará este año el espectador en la cartelera tan prometedoras en teoría, e, incluso, durante sus minutos iniciales de metraje, y tan decepcionantes en última instancia, como El círculo. Y más, teniendo en cuenta la cercanía de una propuesta similar en varios aspectos a la presente, que se contó de puntillas entre lo mejor estrenado el año pasado en nuestro país: Esperando al rey (2016), que, como El círculo, se basa en una novela de Dave Eggers y cuenta en su reparto con Tom Hanks.

Esperando al rey cedía en su desenlace a la tentación de convertir su aguda radiografía de un estado de las cosas cultural y socioeconómico en mutación inquietante hacia tierras por explorar, en el perfil bonancible de un individuo a quien se concedía en tiempo de descuento un espejismo de felicidad; estrategia con la que se pretendía, sobre todo, dejar buen sabor de boca en el espectador tras las muchas incertidumbres planteadas. También El círculo juega al mismo embaucamiento en sus últimas escenas. Pero, en esta ocasión, hay poco a lo que agarrarse que justifique el desliz final, fruto de hecho en buena medida de las torpezas e hipocresías precedentes.

El chasco que provoca El círculo es doble, por cuanto no solo comparte los nombres citados con Esperando al rey. Además, está dirigida por James Ponsoldt, firmante previo de El último tour (2015), otra película, que, a cuenta de su retrato del escritor David Foster Wallace, acertaba a despejar incógnitas varias sobre nuestro presente. Ponsoldt fracasa sin embargo a la hora de adaptar al cine, junto al propio autor, El círculo de Eggers; suerte de distopía presentista que, pese a sus muchas irregularidades, su carácter de ensayo periodístico mal camuflado de ficción, sabía mirar de frente temas como el de la crisis económica actual y sus secuelas sociales, el auge de nuevos modelos económicos que perpetúan bajo las apariencias los males del capitalismo tradicional, y la revolución conservadora a que ha dado lugar nuestra dependencia de las nuevas tecnologías e Internet, que ha hecho de nosotros consumidores perfectos travestidos de activistas histéricos.

El personaje a través del cual se articulan esos asuntos es en pantalla, como en la novela de Eggers, Mae ( Emma Watson), una joven subempleada y miembro de una familia de clase media en recesión, que, gracias a un contacto, logra que la fiche una empresa cuyos rasgos combinan los de Apple y Google y remiten a una secta ultratecnológica. Sus desempeños y su vida en su nuevo trabajo, separado material y alegóricamente de la realidad, parecen en primera instancia perfectos. Pero Mae comprenderá poco a poco que ha de pagar un alto precio por ello: el de cambiar radicalmente su visión de la existencia y de lo que entendía por sociedad, que los responsables de El Círculo, Bailey ( Tom Hanks) y Stenton (Patton Oswald), han pasado a cifrar en una continua exposición pública de las personas, y en la transformación de todas sus actividades en algoritmos susceptibles de ser medidos y explotados de acuerdo al big data.

Las propuestas de El círculo están llenas de interés, pero el desarrollo de las mismas es un desastre casi absoluto, que, además, se las arregla como decíamos para pasar de puntillas sobre todos los problemas auténticos -y muy incómodos- que aborda, para quedarse en una perspectiva superficial, aséptica, sobre ellos propia de un suplemento de tendencias, en sintonía con la presencia -y muy mediocre interpretación- de Emma Watson. Los conflictos que atañen a los padres de Mae acaban por ser adulterados; el rol que juega un antiguo novio/amigo de Mae, Mercer (Ellar Coltrane), es esperpéntico; y la presencia fantasmal de John Boyega como Ty, compañero de trabajo de Mae, hace pensar en reescrituras y remontajes del filme. El círculo termina abogando por la autoexplotación, la prostitución voluntaria del individuo, como alternativa a la que ya llevan a cabo con nuestra complicidad corporaciones de renombre. Al espectador interesado por todos estos argumentos, le valdrá más la pena atender a Black Mirror (2011-2017) y Nerve (2016).


  • Título Original: The Circle
  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 05 / 05 / 2017
  • Director: James Ponsoldt.
  • Actores: Emma Watson, Ellar Coltrane, Bill Paxton, Karen Gillan, Tom Hanks, Glenne Headly y Nate Corddry.
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2017
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años.
  • Duración: 110min.
  • Guionista: James Ponsoldt, Dave Eggers.
  • Distribuidora: DeAPlaneta.
  • Productora: Likely Story, Imagenation Abu Dhabi FZ, Parkes+MacDonald Image Nation.
  • Música: Danny Elfman.
  • Fotografía: Matthew Libatique.

LEAVE A REPLY