Con la llegada del otoño, los puestos de venta del mercado ofrecen a sus clientes las clásicas castañas, cuyo olor característico inundan las calles de este fruto al ser asado. Y es que quien no ha imaginado alguna vez con comer castañas asadas con los primeros fríos.

Esta vez te traemos este producto acompañado de una receta de un dulce italiano basado en este alimento otoñal, que además es 100% libre de gluten, apto para celíacos e incluso para los diabéticos, ya que se elabora sin azúcar. Y sí, seguimos hablando de un dulce.

El castagnaccio es una especie de focaccia, pan o pastel que proviene de las regiones de Toscana, Piamonte, Emilia-Romagna y Lazio. La base de esta receta es la harina de castaña, a la que se añaden agua, aceite de oliva, piñones y pasas. Fácil, ¿verdad?

Curiosamente, en otras zonas de Italia recibe otros nombres como baldino, patona o ghirighio. Es una receta con un pasado rural pobre, de cuando nuestros antepasados ​​cocinaban con los alimentos propios de cada estación, sin adornos ni ornamentos.

Este dulce de castañas generalmente se acompaña con queso ricotta o miel, de modo que el consumidor elige el nivel de dulzura que quiere. Se puede tomar como desayuno o merienda, o para cerrar un gran almuerzo, servido con un vino dulce o vin santo, otro producto típico de la Toscana.

INGREDIENTES

300 g de harina de castaña
600 ml de agua (tal vez menos dependiendo de la harina)
1 cucharada Aceite de oliva virgen extra
1 ramita de romero
75 g de pasas
50 g Piñones
5 nueces peladas, en pedazos pequeños (opcional)
Cáscara de naranja (opcional)

EXPLICACIÓN

Precaliente el horno a 200ºC.

Lo primero es mezclar la harina en un bol, junto con el agua tibia y remover hasta obtener una masa pastosa, no demasiado líquido, y evitar hacer grumos.

A esta pasta, añadir el aceite de oliva, piñones, nueces, pasas y la ralladura de naranja, si lo desea, mezclando bien.

Después de volcar todo en una fuente de horno untada con mantequilla o aceite, de unos 25 centímetros de diámetro. La masa extendida debe tener un centímetro de grosor.

Cubrir con hojas de romero o la ramita directamente, como decoración en la masa, y colocar en el horno precalentado durante media hora a 180ºC. Hornear el castagnaccio a 200ºC de 30 a 40 minutos, hasta que veamos que comienzan a formarse grietas en la superficie.

Una dulzura simple, altamente nutritivo y natural da la receta de la castaña. ¿Te atreves a prepararlo?


LEAVE A REPLY