La gerente legal de Odebrecht en Perú, Lourdes Carreño, se presentó este lunes en la comisión Lava Jato, presidida por la fujimorista Rosa Bartra, pero sus constantes evasiones molestaron a los legisladores del grupo de trabajo.

En todo momento, Lourdes Carreño insistió en que la información que ella manejaba es “reservada y de carácter penal”. Por esa actitud, los congresistas no dudaron en cuestionarle su predisposición para colaborar.

“El Congreso tiene el mismo derecho a investigar y reserva que el Ministerio Público (…) Si quiere vamos a sesión reservada para que no evada”, le propuso el aprista Mauricio Mulder. El mismo sentir tuvieron Marisol Espinoza y Karina Beteta.

Sin embargo, Lourdes Carreño reiteró que incluso en sesión reservada sus respuestas serían las mismas. Se negó a revelar quién firmó acuerdo entre Odebrecht y Ministerio Público.

“Así vayamos a sesión reservada no puedo divulgar lo que es materia penal. No creo que sea necesario formularme una denuncia por obstrucción. La Constitución dice que la ampara al secreto profesional”, manifestó la funcionaria de Odebrecht.


LEAVE A REPLY