“Turning Japanese” es una canción de la banda británica The Vapors, que fue lanzada como single en Enero del año 1980 promocionando su aplaudido album debut New Clear Days.

Esta canción fue el debut soñado para esta banda oriunda Guildford, que se especializaba en New Wave y Punk Rock. Además, esta melodía les abrió varias oportunidades en los medios de comunicación de Europa y estados Unidos, donde pudieron codearse con varias estrellas del rock de esos tiempos.

The Vapors estaba formado por los señores: David Fenton (voz), Edward Bazalgette (guitarra), Steve Smith (bajo) y Howard Smith (batería). Estos cuatro jovenes empezaron tocando canciones de sus bandas favoritas, como The Jam, Secret Affair y The Jags, en varios locales “under” de la movida britanica. Fue en esos lares, cuando de manera sorprendente fueron reclutados por Bruce Foxton, bajista de The Jam e ídolo de los Vapors.
Foxton fue su manager y los empezó a promocionar dentro de la industria musical hasta que logró conseguirles un contrato con un sello para empezar a grabar su primer trabajo musical.

Finalmente, ese disco se publicó a inicios del año 1980 y tenía en su tracklist una canción que contenía un riff con acordes orientales, con aroma a arroz y con la destreza de Oliver Atton (?). Estamos hablando de “Turning Japanese”, una canción que marcó a mucha juventud con su clima energético, plagado de detalles muy ligados al New wave, el género musical que la rompió en toda esa década.

Desde su primer segundo, ya se sabe que “Turning Japanese” iba para ser clásico de la música de los 80’s, gracias a su sonido Pop que suena simple pero es muy potente en cada acorde. Edward Bazalgette decidió qe el intro de la canción tenía que contener un detalle japonés y ese detalle ya marca a la canción. De ahí en adelante la canción pasa a ser una pieza de culto, apta para bailar y disfrutar con los amigos.

Pero lo mas llamativo de “Turning Japanese” vino tras ser lanzada como single en gran parte del mundo. A medida que la “rola” iba sonando en las radios, la gente empezaba dar sus conclusiones sobre lo que decía la letra y eso fue muy impactante.

Se cuenta que cuando la canción sonaba en Estados Unidos, corrió el rumor de que la canción era un homenaje irónico a la masturbación. hecho que dejó muy atentos a los líderes consrvadores de la época.

Pero los estadounidense iban mas allá, ya que no sólo decían que era un homenaje a la masturbación sino que además su título de refería al gesto facial que hace una persona cuando está en lo mejor del asunto.
Fue tan fuerte ese rumor, que los periodistas decidieron ir en busca de las reacciones de los integrantes de la banda, especialmente la del vocalista Dave Fenton. Pero este siempre respondía con algo de ironía para luego confirmar esa ídea o simplemente rechazarla, dejando a un paso las dudas.Esas dudas llevaron a que el single se vendiera más y fuera parte importante de los medios de comunicación.Pero la santa verdad se supo recien en el año 2002, cuando en las pantallas del canal VH1, Fenton explicó que esta canción la escribió tras romper con su novia y remarcó que simplemente la temática era de amor y que trataba sobre una persona que perdió a su novia y poco a poco se fue volviendo loco de tanta pena y soledad.
“Turning Japanese contiene todos los clichés sobre la ansiedad y la juventud, convirtiendola en algo inesperado” comentó Dave Fenton a un programa de esa casa televisiva. Con eso se puso fin a las polémicas y al misterio que rondaba sobre la temática de la canción.

“Turning Japanese” llegó al tercer puesto de los charts en el Reino Unido, mientras que en Estados Unidos ocupó el puesto #36 del Billboard Hot 100, logrando algo que ni los Jam habían logrado hacer a pesar de tener mas rodaje en las pistas que los Vapors.

En Australia esta canción fue grito y plata para la banda, ya que el single estuvo dos semanas en el N°1. ¿Y en Japón?… Bueno, en tierras japonesas la canción tuvo un éxito “reguleke”, aunque igual entró al Top 30.

Fue tan fuerte el éxito de Vapors gracia sa esta canción, que los nuevos proyectos siepre se vieron opacados por esta eterna primavera. Luego de lanzar un segundo disco y otros singles, la banda fue deformando sus estilos musicales y finalmente se separó para quedar en la repisa como una simple agrupación “One-Hit Wonder”. De esas que lo tuvieron todo con tan sólo una canción famosa…


Fuente: http://detrasdelacancion.blogspot.pe/2011/01/turning-japanese-vapors.html

LEAVE A REPLY