La Reserva de Biósfera del Manú se ubica al suroeste del Perú, ubicado parcialmente en las regiones de Madre de Dios y Cusco, en las provincias de Manu y Paucartambo. Con un territorio de 1.909.800 ha se divide en tres grandes zonas: el Parque Nacional, con 1.532.806 ha; la Zona Reservada, con 257.000 ha; y la Zona de Transición o Cultural, con 120.000 ha.

 

Se extiende desde los 300 msnm, en la confluencia del río Manú con el río Alto Madre de Dios, hasta los 3.800 msnm en la cumbre de la montaña Apu Kañajhuay. Algunos investigadores creen que en las zonas vírgenes de esta reserva se halla el Paititi o ciudad perdida de los Incas.

Inca – colonial

La zona del Manú tiene una historia marcada por la llegada de gente foránea, desde los tiempos del imperio de los incas en que el Inca Pachacútec y Túpac Inca Yupanqui anexaron esta zona a su imperio, hasta la llegada de los españoles que poco tiempo después de la invasión del Cusco fundaron el pueblo de Paucartambo, lugar donde establecieron haciendas y encomiendas y donde además al rey Carlos III de España ordenó la construcción de un puente para facilitar el comercio de los productos de la zona; fue así como este valle empezó a abastecer al Cusco de productos como coca, azúcar, algodón, ají, madera y otros.

En marzo de 1567, el español Juan Álvarez Maldonado a cargo de la provincia de Mojos emprendió un viaje de 37 días para hacer la primera expedición desde Paucartambo hasta la actual localidad de Pillcopata. En mayo del mismo año, Manuel de Escobar montó una segunda expedición que siguió el curso del río Alto Madre de Dios hasta el río Manu.

Creación

En 1967, por iniciativa de Celestino Kalinowski, hijo de un célebre naturalista polaco que llegó al Perú en 1887, y el informe del asesor británico Ian Grimwood, se recomendó al estado peruano la creación de un Parque Nacional en Manú. En 1968 se declaró como Bosque Nacional y posteriormente, el Parque Nacional del Manú fue establecido el 29 de mayo de 1973, mediante Decreto Supremo 0644-73-AG, con la finalidad de preservar su patrimonio natural y cultural en beneficio de las generaciones presentes y futuras; esa misma finalidad determinó para el reconocimiento por la Unesco de la Reserva de la Biósfera del Manú que hoy abarca un territorio de 1.881.200 ha (18.812 km²) en las provincias de Paucartambo en el Cusco y Manú en Madre de Dios. Sus límites se trazaron aplicando el principio de los límites naturales y el dominio de cuencas. Sin embargo, el límite del Parque en el mismo río Manú tuvo que detenerse en la confluencia con el río Panagua debido a que existía una exploración petrolera.

Flora y fauna

Su riqueza ecológica es importante. La zona contiene más de 20.000 especies de plantas. En el Manú es posible encontrar toda la variedad de pisos ecológicos que existen en la Amazonía y esto la hace una de las más apreciadas. En una sola hectárea se han llegado a encontrar hasta 250 variedades de árboles.

El Manú es biodiverso, contiene más de 20.000 tipos de plantas, 1.000 especies de aves, 1.200 de mariposas y 200 de mamíferos entre los que destacan el jaguar, el lobo de río y 14 monos como el leoncito, el más pequeño del mundo con 100 g de peso y la maquisapa de 9 kg.

Mamíferos: 159 especies
Reptiles: 99 especies
Anfibios: 140 especies
Aves: 800 especies
Peces: 210 especies
Insectos hay varios que aún no se les ha designado una clasificación científica
Mariposas: 1307 especies
Hormigas: 300 especies
Anisópteros: 136 especies
Abejas: 650 especies

El Parque Nacional del Manu es el parque protegido con mayor diversidad biológica en el mundo.


Fuente: http://antonioheras.com/patrimonio_humanidad/america/index5110.htm

LEAVE A REPLY