La ex primera dama Nadine Heredia negó cualquier injerencia política en operaciones militares y policiales en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) durante el gobierno de su esposo, el ex presidente Ollanta Humala (2011-2016).

Heredia acudió hoy a la Comisión de Defensa del Congreso, que la citó precisamente como parte de esa línea de investigación que sigue. “Como siempre, el ánimo congresal invita a algunas expresiones políticas que yo he rechazado en mi participación. Pero fuera de eso, con total normalidad vengo a colaborar con el Congreso, como siempre he venido”, dijo la ex primera dama sin detallar los dichos a los que se refirió.

Al inicio de la sesión, Nadine Heredia pidió que esta sea pública. Sin embargo, los miembros del grupo de trabajo presidido por la aprista Luciana León decidieron que la reunión sea privada.

“No solo lo descarto. Es una falta de respeto a nuestras Fuerzas Armadas que se diga que una ciudadana, por más primera dama que sea o esposa del presidente, está mandando por encima de las Fuerzas Armadas en esa lucha frontal que tenemos contra el terrorismo y los narcotraficantes que todavía se encuentran en esa zona”, refirió Nadine Heredia en declaraciones a la prensa.

Posteriormente, Heredia se volvió a referir a su presencia la Comisión de Defensa a través de un mensaje en Twitter: “Por eso uno pide sesión pública… Fue un circo y algunos se dedicaron a insultar. Preguntas hechas son falta de respeto a nuestras FF.AA.”.

De otro lado, reiteró que el Partido Nacionalista Peruano no recibió financiamiento de Odebrecht para la campaña electoral del 2011, como aseveró Jorge Barata, ex hombre fuerte de la empresa brasileña en el Perú, a fiscales peruanos que viajaron a entrevistarlo a Brasil.

“Hasta donde tengo conocimiento, la fiscalía ha oficiado mediante cooperación internacional a todos los países de los cuales tienen sospechas de que mi persona, mi esposo o mi familia, incluso, tienen propiedades, cuentas, offshore o cualquier tema ilegal. Y les han respondido que no. Entonces, yo quiero saber, porque ya está pasando también bastante tiempo, dónde están las pruebas”, comentó al respecto.

Sobre la investigación por lavado de activos en su contra, insistió también en que sus agendas deberían de ser invalidadas como prueba, pues “han sido robadas” y “modificadas”.


LEAVE A REPLY