50 misiles, de crucero Tomahawk, fueron lanzados sobre una base militar, por orden del presidente Donald Trump. Medida se tomó por el ataque con armas químicas atribuido Tras las órdenes del presidente Donald Trump, Estados Unidos realizó un gran ataque contra bases militares del gobierno sirio con 50 misiles Tomahawk. Esta acción militar fue ordenada por Trump luego del ataque con armas químicas de esta semana atribuido, por funcionarios norteamericanos, al régimen de Bashar Al Assad.

Luego del ataque, el presidente Trump se pronunció y pidió a todas las “naciones civilizadas” a unirse en esta ataque para terminar con la “matanza” en Siria. Trump considera que el régimen de Bashar Al Assad ya ha superado todos los límites y es momento de que la situación encuentre un final.

“Esta noche he ordenado un ataque contra un objetivo militar en Siria de donde los ataques químicos fueron lanzados(…) Esta noche invoco a todas las naciones civilizadas a unirse en la búsqueda por terminar con la matanza desatada en Syria y para terminar con el terrorismo de cualquier tipo”, había dicho Trump.

Según informó la agencia AFP, hay al menos seis fallecidos producto de este ataque aéreo.

Horas antes, Trump refirió que “algo debería suceder” tras el ataque químico del 5 de abril. Ante la advertencia, el mandatario ordenó a los buques de guerra norteamericanos que navegan por el meditarráneo lanzar 50 misiles Tomahawk contra objetivos del gobierno de Bashar Al Assad. Los blancos han sido seleccionados por Estados Unidos y no han sido totalmente identificados por la prensa.

“Creo que lo que hizo Assad fue terrible, creo que lo que sucedió en Siria es uno de los crímenes verdaderamente atroces, no debería haber ocurrido. Lo que pasó en Siria es una vergüenza para la humanidad; él está allí (en el poder), y creo que está ordenando las cosas, así que algo debería suceder”, comentó Trump horas previas al ataque.


LEAVE A REPLY