Maria Alfaro

Un rayo de luz, tiene la capacidad de alterar el universo que vemos, y establece nuevos paradigmas, nuevas formas en la que nosotros podemos percibir nuestro alrededor, rompiendo así con los estándares que la oscuridad nos plantea. Se necesita creatividad, ingenio, mucha energía, y un profundo deseo por romper la barrera de la tradicionalidad, para así dejar una huella imborrable, un legado que pueda ejercer la influencia tal, que logre traspasarse a espacios de tiempo futuros, en generaciones posteriores. Tales cualidades trascendentales, se conjugaron en la personalidad de John Henry Bonham, el mítico baterista de la legendaria banda de rock Led Zeppelin.

Los inicios de John Bonham

John Henry “Bonzo” Bonham nació en Redditch, Worcestershire, Inglaterra el 31 de mayo de 1948 y desde su infancia mostró inclinación hacia las percusiones, tocando envases de lata, tazas y cacerolas, dejando ver un entusiasmo lúdico con la música e imitando a sus ídolos Gene Krupa, Max Roach, y Buddy Rich. Se dice que desde los 5 años aprendió a tocar batería. Su madre, viendo tal interés musical, le obsequió un redoblante cuando tenía 10 años de edad, y ya los 15 pudo tener su primer kit, un set de percusión Premier.

Cabe destacar, que John Bonham nunca tomó lecciones formales de batería, aunque luego, siendo adolescente, siguió consejos de otros bateristas de Redditch. Entre los años 1962 y 1963, aun siendo estudiante, se unió al trío Blue Star, y a la agrupación Levene & The Avengers. John Bonham asistió a una moderna escuela granja, después al dejar dicha escuela, trabajó con su padre como aprendiz de carpintería, entre tanto se dedicaba a la música tocando junto a bandas locales.

En 1964, Bonham se unió a su primera banda semi-profesional llamada Terry Webb and The Spiders, siendo por esa fecha cuando conoce a su futura esposa Pat Phillips. También toco junto a otras bandas como The Nicky James Movement y The Senators, quienes crearon el sencillo “She’s a Mod”. Fue en esta misma época cuando Joh Bonham decide dedicarse profesionalmente y a tiempo completo a la música, y al necesitar ingresos regulares comenzó a tocar con la banda de blues Crawling King Snakes, en la cual Robert Plant era el vocalista principal.

Desde sus inicios como baterista, se hizo sentir ante el público por la fuerza y la intensidad con la que tocaba. El dueño de Birmingham Studio llegó a comentar que John Bonham no iba a tener futuro como baterista, debido a lo ruidoso que era ejecutando el instrumento. Sin embargo, diez años más tarde, le mandó un mensaje que decía: “Gracias por el consejo profesional” adjunto a un disco de oro que había ganado con Led Zeppelin.

John Bonham y Led Zeppelin:

John Bonham ingresa a la naciente banda Led Zeppelin en el año 1968, siendo sugerido por Rober Plant y luego es ratificado por los representantes del grupo, Jimmy Page y Peter Grant, quienes quedaron impresionados por su forma de tocar, cuando le vieron interpretar para Tim Rose en Londres, por lo tanto quedaron convencidos de que era el indicado.

Jimmy Page, Robert Plant, John Paul Jones y John Bonham; los cuatro, tocaron por primera vez en un salón que se ubicaba bajo una tienda de discos en la calle Gerrard de Londres, donde interpretaron la canción “Train Kept A-Rolling” luego de que Page la sugiriera. En el momento cuando John Bonham comenzó a tocar, se miraron juntos, como un equipo, de manera casi inmediata; de lo cual Jones recuerda que él sabía que sería un momento grandioso.

John Bonham tuvo su primera gira por EE. UU. en diciembre del año 1968, durante la cual se relacionó con el baterista Carmine Appice de la banda Vanilla Fudge, quien influyó sobre Bonham en lo que refiere a la elección de las baterías Ludwig, marca con la cual llegó a firmar un contrato de representación.

Led Zeppelin, en poco tiempo grabó el material de lo que llegó a ser su primer álbum, el cual se dio a conocer en el año 1969 y que gracias al aporte de sus integrantes y la destacada participación de John Bonham, vino para marcar un antes y un después, en la forma de tocar la batería, sentando las bases de lo que hoy conocemos como Heavy Metal. Y es que ‘Bonzo’ Bonham desarrolló un estilo lleno de figuras agresivas y sonido único que lo hizo destacarse entre los demás. Su rápida ejecución del bombo, tomando una muestra de ello, podemos apreciar en la canción “Good Times Bad Times”, en la cual Johnn Bonham demuestra destreza en el dominio de su técnica, haciendo hasta tres semicorcheas seguidas en el bombo.

Un año después ve la luz el segundo disco de la banda, titulado Led Zeppelin II. Muchos llegaron a considerar este disco como una obra maestra, logrando vender más de tres millones de copias en poco tiempo, de esta manera el Hard Rock iba cobrando solidez y auge como el estilo personal del grupo.

John Bonham usaba las baquetas más largas y pesadas del mercado, a las cuales llamaba ‘árboles’, con las cuales imprimió el característico y revolucionario estilo apreciable en canciones como “When the Levee Breaks”, “The Ocean”, y “Achilles Last Stand”.

John Bonham

Imagen cedida por DerekVelasquez

Uno de los mejores ejemplos de solos en vivo, es “Moby Dick” que inicialmente se llamaba “Pat’s delight” con el cual llegó a demostrar su habilidad, resistencia, flexibilidad, velocidad y versatilidad. Durante este solo llegó incluso a tocar sin baquetas e incorporar las congas, usando solo sus manos, logrando sonidos nuevos. Llego a incorporar timbales electrónicos que estrenó durante una presentación en Dallas, Texas.

Bonham, fue coleccionista de automóviles y motos, los cuales atesoraba en la granja The Old Hyde, que le pertenecía a su familia y que se encontraba en Worcestershire. Según se cuenta, John Bonham una vez se encaprichó con un corvette del año 59, que vio pasar por la calle, y luego hasta el punto de intentar lograr una conversación con el dueño, la cual no pudo tener, por lo que trató también de hacer que lo arrestaran, sin éxito. Sin embargo, tiempo después el corvette terminó perteneciendo a Bonham, pero este tuvo que comprarlo a un precio mucho más elevado de lo que en realidad costaba.

Colaboraciones:

No solo fue junto a Led Zeppelin, que John Bonham grabó, sino que también formó parte de una gran banda de percusiones junto a otros bateristas de su época, como lo fueron Keith Moon y a Starr. Para el año 1974, Bonham lució su talento en una película de Ringo Starr Son of Dracula en la Count Downe’s (Harry Nilsson) backing band. Otras de las colaboraciones que realizó en paralelo, fue junto a Roy Wood, en el álbum On the road again (1979). Más adelante, participó junto a Wings, la banda de Paul McCartney, en su álbum “Back to the Egg” para el tema “Rockestra Theme”.

Muerte:

Led Zeppelin había logrado pisar esa gloria que el éxito y la fama pueden proporcionar, así como también, la pérdida de la sobriedad, el desenfreno y los excesos en los que fácilmente cayeron. John Bonham había tenido una fuerte crisis de depresión y había permanecido junto a sus compañeros de la banda en la mansión de Page en Clewer, Windsor, por lo cual, un día, la banda completa: Jimmy Page, John Paul Jones, Robert Plant y el mismo John Bonham, se encontraban ensayando en la mansión de Page, los cuales estuvieron ingiriendo bebidas alcohólicas, y en menos de doce horas, John Bonham tomo 40 copas de Vodka. El baterista de la banda se quedó dormido, luego de toda la jornada del día y los tragos, Bonham no despertó jamás, debido a que la mezcla de diversos tragos le provocó una reacción en vómito que no puedo expulsar, lo cual le produjo la muerte por bronco aspiración.

La muerte del destacado baterista impactó mucho a la banda, y estos decidieron disolver Led Zeppelin, pues no fueron capaces de sustituirlo.

John Henry bonham murió el 25 de septiembre del año 1980, Tenía 32 años de edad y fue incinerado el 10 de octubre y su lapida se encuentra en la iglesia de Rushock Parish, Worcestershire, allí sus fans de dejan discos, y baquetas.

Tumba de John Bonham

En su tumba se lee:

“Cherished memories of a loving husband and father, John Henry Bonham Who died Sept. 25th 1980. Aged 32 years. He will always be remembered in our hearts, Goodnight my Love, God Bless.”

Lo cual traduce:

“Recuerdos inolvidables de un esposo y padre amoroso, John Henry Bonham, quien falleció el 25 de septiembre de 1980. Con 32 años de edad. Siempre lo recordaremos en nuestros corazones, buenas noches mi amor, que Dios te bendiga” .

En el año 2007, la banda le rindió un homenaje tocando en vivo junto a Jason Bonham, su hijo, en la batería, pues este aprendió a tocar el instrumento desde niño.

Legado:

John Henry “Bonzo” Bonham se encargó de terminar con la concepción tradicionalista que se tenía sobre la forma de tocar la batería. La perfecta coordinación, ímpetu y gran pulso le otorgaron como baterista un sonido con el que logró marcar la diferencia, y hacer que los bateristas de las nuevas generaciones del rock, recibieran como herencia. Por los patrones rítmicos que desarrolló, logró sacar a la batería de esa función secundaria que tenía, haciéndola destacar en las canciones, con un distinguible protagonismo.

Bonzo, se caracterizó por golpear la batería con mucha fuerza, esa fuerza que hacía pasar por los toms, el redoblante y los platillos. En ocasiones, tocaba las piezas con las palmas de sus manos, paseándose por todo el set, e incluso por un par de congas que solía incluir a su lado izquierdo, hasta marcar ataques con los platillos, llegando algunas veces a cortarse las manos con el filo de estos.

En el año 2007, la revista Stylus clasificó a John Bonham como uno de los 50 bateristas más grandes del rock. También fue clasificado como el número 1 en la lista de de los 50 más grandes bateristas del rock clásico, en el año 2005.

Muchos bateristas del rock, han sido influenciados por el estilo de Bonham, entre los cuales podemos destacar los siguientes: include Alex Van Halen (Van Halen), Joey Kramer; Lee Kerslake, ), Tommy Lee, Chad Smith y Phil Collins, que sería el baterista de Robert Plant, en su carrera como solista.

Curiosidades y anécdotas sobre John Bonham:

El rock es todo un universo, y pues dentro de él, nos podemos encontrar con todo tipo de personalidades y temperamentos, y pues de entre todo ese mundo nos encontramos con John Bonham, el mejor baterista de la historia. Estas son algunas de las curiosidades y anécdotas sobre este memorable personaje:

  • Desde sus inicios como músico, se caracterizó por la gran intensidad con la que tocaba, por esa razón se ganó la fama del baterista más ruidoso de toda Inglaterra.
  • John Bonham solía ingerir muchas bebidas alcohólicas, las cuales tomaba, luego de sus maratónicos conciertos y durante las giras.
  • Durante una gira que la banda Led Zeppelin tenía por Japón, se cuenta que al llegar al hotel donde iban a hospedarse, Bonham estaba ebrio, y en ese estado Salió a uno de los pasillos, tomó una katana que estaba colgada en la pared con fines ornamentales, la desenvainó, acto seguido procedió a destrozar la habitación donde le tocaba dormir. No conforme con eso, fue hasta la habitación del bajista, Jones, y también destrozó la habitación donde dormía.
  • John Bonham ensayando una canción, llegó a romper una batería, esta le pertenecía al baterista Bill (Ward).
  • En la canción “When the levee breaks”, Bonham grabó su sesión de baterías en el hueco de una escalera.
  • En la portada de uno de sus discos, se pueden apreciar cuatro símbolos, cada uno representa cada integrante de Led Zeppelin, El símbolo de John Bonham es un bonzo, que es el símbolo de la trinidad.
  • D’yer Mak’er, es una canción llena de aspectos que resultaron de la influencia del reggae. Se dice que Bonham grabó la canción con tres micrófonos alejados del set, con la finalidad de conseguir un sonido particular.
  • Usaba un bombo de 26 pulgadas, es decir más grande lo habitual.
  • “El último día de su vida, mientras nos dirigíamos al ensayo, no estaba tan feliz como podía estar. Dijo ‘ya me harté de tocar la batería, todo el mundo toca mejor que yo’. Mientras conducía el auto arrancó el espejo retrovisor y lo tiró por la ventana. Me dijo ‘cuando lleguemos al ensayo, tú vas a tocar la batería y yo voy a cantar’. Y así fue nuestro último ensayo”… Estas fueron las palabras de Jimmy Page, relatando una anécdota de lo que fue el último ensayo de la banda.
  • Estas fueron las palabras de Jimmy Page, cuando explicaba como fue que decidieron trabajar junto a John Bonham:

“Robert Plant me recomendó a John Bonham. Su sonido de batería estaba más allá de cualquier límite que yo pudiera imaginar. De hecho, mi principal reticencia en cuanto al sonido que debía tener Led Zeppelin quedó aclarada en cuanto pude verlo tocar. Los baterías con los que había trabajado en sesiones sonaban como si golpearan una caja de cartón, debido a que estaban encerrados en pequeñas peceras de grabación que les absorbían el sonido. Una batería debe respirar. Y John Bonham sabía cómo hacerlo, sabía cómo afinarla. Para mí la batería debe ser la columna vertebral del grupo. Todo lo demás tiene que basarse en ella. Y Bonham era esa columna vertebral”.

  • Llegó a extender su famoso solo de batería llamado “Moby Dick” hasta media hora, convirtiéndose en el plato fuerte del Led Zeppelin show.
  • The ocean, es una canción que según palabras de Jimmy Page, fue hecha en su totalidad por John Bonham, quien tocó toda la sesión de la batería de la canción, hasta crear una melodía concreta; Page y John Paul Jones se unieron a él y así nace la canción. De hecho, todas las canciones de ese disco (Houses of the holy) fueron creadas trabajando en base al mismo método.
  • Durante una entrevista, el tecladista de la agrupación musical Génesis, Tony Banks, mencionó lo siguiente:

“Íbamos a invitarle en los 1980 en el ‘Duke’ porque queríamos que todo tuviera más profundidad y potencia. Siempre he sido un gran seguidor del sonido de Bonham, como el resto de Genesis lo fue en distintos momentos de nuestra carrera. Solía escuchar a Led Zeppelin sólo por prestarle atención a la batería, no me importaba el resto. Es un sonido grandioso, sobre todo en aquellos días en los que nadie lo hacía. Queríamos ese sonido tan vivo y tan real”

Los sets de batería usados por John Bonham:

John Bonham, comenzó su sobresaliente carrera con la marca Ludwig, para los años 60, con una “Super Classic” con un acabo tipo Green Sparkle, en aquel tiempo cuando tocaba junto a la banda Way Of Life y Band Of Joy. Fue cuando junto a Led Zeppelin, en una gira por USA, comenzó a experimentar con sets que constaban de piezas de mayor tamaño, por el ejemplo un bombo de 14×26”. Recordando aquel famoso set Ludwig que estaba compuesto por Maple con acabado natural, bombo de 14×26”, Tom de 10×14”, dos toms de piso, uno de 16×16” y otro de 16×18”. En cuanto a los parches utilizados, eran Remo Emperor Coated y Remo Ambassador Coated.

En esa misma época, John Bonham, firmó contrato con la marca de platillos Paiste. El primer juego de platillos que adquirió de dicha marca, constaba de un par de hi hats sound edge de 15”, 2 crashes Giant Beat de 18”, y 20” y un ride Giant Beat de 24”.

Para los años 70, Bonham llegó a utilizar una batería Ludwig en Maple con acabado naturalm volviendo a usar el “Green Sparkle”. Se dice que este set fue uno de sus preferidos, de los cuales adquirió tres y que utilizó para las sesiones de grabación de 4 discos con Led Zeppelin (“Led Zeppelin III”, “IV”, “House Of The Holy” y “Physical Graffiti”). Más adelante, Bonzo agregó un ride Formula 602 Medium Ride de 20” y hasta un Gong sinfónico de 38”.

Antes de su lamentable muerte en el año 1980, los dos últimos kits utilizados por Bonham, fueron el set Ludwig en Maple con acabado Silver Sparkle y un set Ludwig hecho con acero inoxidable para tocar en vivo. Los sets consistían en Bombo de 14×26”, Tom sobre el bombo de 12×15” y 2 Toms de piso de 16×16” y 16×18” pulgadas. En cuanto a los parches, estos eran Remo. Cuando hizo su presentación con el Kit en acero inoxidable, se puedo apreciar un beat muy marcado, jactándose de una proyección impresionante, sonidos llenos de brillo, sin embargo con buena base y cuerpo.

En cuanto a la afinación de los Kits de John Bonham, se puede decir que solía ser similar a la que era utilizada por otros bateristas de la época, la cual generaba un sonido abierto, pues no utilizaba sordinas. Los parches resonantes los tensaba mucho más que los superiores, y solía afinar personalmente los redoblantes, pues tenía preferencias muy particulares en cuanto al sonido que debían tener estos. Y es que los redoblantes eran una parte vital en los sets de John Bonham, el sonido que él producía en los redoblantes, salía del Snare Drum LM402 Supraphonic.

El LM402 Supraphonic, es un redoblante de la marca Ludwig de 61/2×14”, hecho a base de una aleación de aluminio y zinc. Este redoblante era el comúnmente utilizado por Bonzo, y según una anécdota, se dice que este pasaba una moneda para raspar un poco el cromado y asegurarse que no era una mala imitación Este redoblante lo utilizaba con alambres Gretsch de 42 hileras para darle ese sonido, que con la ayuda de los parches parches Remo Emperor coated y Remo Ambassador, generaron ese punch característico que Bonham imprimió en los discos de Led Zeppelin.

Para concluir, podemos decir que fue por su brillante carrera musical, por su ingenio, por la gran influencia que logró ejercer sobre las nuevas generaciones de bateristas, por todas esas virtudes que lo convirtieron en ese veloz rayo de luz que vino para cambiar los ambientes musicales que hicieron que John Henry Bonham pasará a la historia como uno de los mejores bateristas del mundo.


LEAVE A REPLY