Melissa Goytizolo

La Contraloría General de la República planteó a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) simplificar los procedimientos para que las autoridades locales accedan a los donaciones y recursos asignados para afrontar la situación de emergencia.

La Contraloría propone que basta con una declaración jurada suscrita por los funcionarios del almacén y por las autoridades locales para facilitar la entrega de recursos y bienes a las poblaciones urgidas de asistencia.

“La entrega de los bienes de ayuda humanitaria a los damnificados y afectados debe ser sustentada mediante el formato establecido en la normativa vigente, y cuando no sea posible, mediante una declaración jurada suscrita por los responsables del almacén, indicando el lugar, fecha y la cantidad de bienes relacionados con techo, abrigo, enseres y alimentos”, precisa la Contraloría en el oficio que remitió al primer ministro Fernando Zavala para sustentar la solicitud de la emisión de un dispositivo que facilite la entrega de donaciones y recursos.

Para este tipo de situaciones, las autoridades deben consignar los datos en los documentos denominados Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades (EDAN), documentos que gestiona la PCM; pero debido a la envergadura del desastre, la Contraloría propuso simplificar las normas para que los pobladores tuvieran un acceso más rápido a la ayuda. Ahora solo deben presentar una declaración jurada.

Sin embargo, es necesario que la PCM emita la norma para agilizar los procedimientos ante la situación de emergencia.
acción rápida

Ayer, en conferencia de prensa, preguntado sobre el tema, el primer ministro Fernando Zavala señaló: “Recibimos una comunicación de la Contraloría que nos permite flexibilizar todo el tema de las donaciones, especialmente en Piura”, indicó, y adelantó que la norma saldrá en vigencia a la brevedad.

Él último 28 de marzo, la Contraloría comunicó que había desplegado 500 auditores en la zona de emergencia para “verificar la llegada de la ayuda humanitaria en los puntos de acopio que administra el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y en los centros de Operaciones de Emergencia Regional o Local”.

Pero las autoridades de las zonas de emergencia interpretaron que estaban atados de pies y manos, aunque lo cierto es que los efectivos de la Contraloría buscan que “las donaciones lleguen a los verdaderos damnificados y afectados”.

Es importante precisar que las declaraciones juradas son temporales y que las autoridades deberán regularizar las donaciones y la ejecución de los fondos públicos terminada la situación de emergencia.

La Contraloría, desde el año pasado, advirtió a las autoridades regionales y locales de que debían tomar sus previsiones ante la eventualidad de los desastres naturales.

En un comunicado del 25 de noviembre pasado, la Contraloría adelantó lo que se venía: “Se exhorta a los alcaldes de las municipalidades provinciales y distritales, a los gobernadores regionales y a los ministros de Estado a realizar labores de prevención ante la próxima temporada de lluvias”, con el propósito de organizarse ante los requerimientos de emergencia. Ahora la PCM debe responder.


LEAVE A REPLY