El descubrimiento ha reivindicado la teoría de que la igualdad entre hombres y mujeres data de hace milenios. Una mujer enterrada en posición ceremonial, exclusiva para altas autoridades en Caral ha revolucionado la cultura y arqueología peruana.

Luego de un paciente trabajo de excavación y de kilos de basura removida se llegó hasta una serie de centros urbanos y otros instrumentos que utilizaron durante el apogeo de la cultura Caral, hace más de 4,000 años, según detalló un informe del diario El Comercio.

Detalles. En entrevista del diario con la directora de la Zona Arqueológica, también se confirmó que se encontraron los restos de tres niños y un recién nacido. Pero el descubrimiento más sorprendente fue el de una mujer al que el Instituto Arqueológico Americano ha calificado como uno de los más importantes del 2016: La Dama de los Cuatro Tupus.

Los trabajos empezaron en la Huaca de los Ídolos, perteneciente a la zona de Áspero, un pueblo pesquero de Caral. Ahí encontraron los restos bien conservados, envuelto con un manto de fibra y sogas. Había a sus pies una vasija de calabaza, semillas de lúcuma y otras ofrendas.

Rol de la mujer en Caral. Según informó David Palomino, jefe del asentamiento de Áspero, a El Comercio, por la forma de entierro y los elementos encontrados, se trataría de una persona con una posición de privilegio. Habría estado ligada a la producción agraria.

Estaba ataviada con joyas y diferentes tipos de ornamentos que demuestran la jerarquía y la clase de esta dama. Fue nombrada de esa manera debido a los tupus, unos prendedores que se le encontraron en las excavaciones. Las investigaciones continúan en lo que ha sido un gran avance para entender más sobre la primera civilización que se asentó en América.


LEAVE A REPLY