La cancha tostada, también conocida como cancha serrana o cancha, no es otra cosa que maíz tostado. Es un plato que suele incluirse en toda guarnición peruana, especialmente en la zona de los Andes peruanos.

Su preparación es muy sencilla: basta con calentar una olla de barro o una sartén, añadir un poco de manteca o aceite y freírlos con un poco de sal. Los granos, que deben ser de maíz amarillo, deben removerse sin cenar hasta que adquieran un aspecto dorado.

La cancha es especialmente empleada para acompañar platos como el ceviche o los chicharrones. Su consumo en los Andes peruanos data del siglo XV, dado que se mencionan ya en el Diccionario Quechua-Castellano de González Holguín, publicado en 1608.

La cancha serrana  tiene un valor energético y es consumido en el desayuno, almuerzo y ahora en reuniones como si fueran los tradicionales piqueos.

La nutricionista Sara Abu Sabbah explicó que los beneficios de la cancha:

  • 100 gramos de cancha aportan 363 calorías que es equivalente a las calorías que debemos consumir en el desayuno.
  • La cancha serrana contiene por naturaleza almidón que es de fácil digestión.
  • No debe ser sancochada, ni frita, suficiente con ser tostada porque le da un buen sabor sin perder sus nutrientes.
  • Si vas a comer cancha sola es necesario que lo acompañes con agua, bebidas o alguna fruta cítrica.

LEAVE A REPLY