Evangelina Chamorro, la mujer que sobrevivió a la caída de un huaico en Punta Hermosa y se convirtió en símbolo de la lucha frente a los daños por El Niño costero en el país, fue dada de alta tras una semana internada.

En una conferencia de prensa desde el hospital María Auxiliadora, en Villa María del Triunfo, la madre de 32 años contó cómo logró emerger del lodo.

“Le dije a mi esposo ‘¿qué es lo que suena?’. Salgo a ver y el lodo estaba a mis ambos costados. Mi esposo salió atrás del corral y él tampoco pudo salir, a mí me estaba llevando el lodo […] Le dije ya no puedo más, no doy más. Al final perdí a mi esposo y no ví si se había salvado. En todo ese rato tragué lodo, me llené de barro. Le pedí a Dios ‘Dame fuerzas para salir’, solo pensaba en mis dos hijas”, contó.

Julio Medina, director del nosocomio, explicó que durante los días que estuvo internada se le realizaron una serie de exámenes para descartar fractura en el cráneo, daño cerebral, hemorragia interna, problemas en los pulmones y fractura en la cadera.

Debido a que fue arrastrada varios metros, Evangelina Chamorro resultó con heridas en sus miembros superiores e inferiores, las cuales, debido a su extensión y al barro del huaico, estaban contaminadas.

Pese a que físicamente se encuentra estable, el médico explicó que recibe tratamiento por su salud mental pues quedó en shock traumático tras lo ocurrido.


LEAVE A REPLY