Esta mañana cientos de personas de Alto Huampaní arriesgaron sus vidas desde muy temprano al cruzar el puente peatonal Javier Pérez de Cuellar, en Chaclacayo, que desde la noche del sábado se ha visto seriamente dañado.

El fuerte caudal del río Rímac provocó que la vía se quiebre y la estructura en general comience a ceder. Algunos vecinos argumentaron que se encuentran sin agua desde hace más de una semana y la necesidad los obliga a arriesgar sus vidas.

Sin embargo, la policía recomendó usar el puente Huampaní ubicado a un kilómetro de distancia, aunque según pobladores esta vía también estaría debilitada.


LEAVE A REPLY