1.

¿Cuál fue el procedimiento para llegar a la firma del contrato?

El contrato para la ingeniería de detalle se firmó en mayo del 2010 con Técnicas Reunidas de España, luego de una licitación. Señala también Petroperú en su página web que hubo un concurso previo para la compra de las diferentes tecnologías de la refinería, que fueron ganadas por Exxon Mobil, Axens, entre otras. En el 2011 hubo un concurso para seleccionar al banco estructurador del financiamiento, que fue ganado por Société Générale de Francia. Finalmente, el contrato de Petroperú con Técnicas Reunidas para la construcción del proyecto se firmó en mayo del 2014.

2.

¿Cuál es el costo del megaproyecto?

Se definió en US$ 2.730 millones para la Refinería de Talara. Esto fue en el 2013 después de que Técnicas Reunidas concluyó el Estudio de Ingeniería (llamado FEED, en inglés).

US$ 800 millones para obras tercerizadas (planta de ácido sulfúrico, planta de nitrógeno, energía eléctrica, desalinización de agua de mar). Esto lo iban a hacer inversionistas privados y Petroperú les compraría la producción. En setiembre del 2016, el Directorio de Petroperú acordó que estas serían realizadas por Técnicas Reunidas y financiadas por Petroperú. US$ 500 millones para las denominadas obras complementarias, que son realizadas por Petroperú.

US$ 800 millones de intereses en la fase preoperativa.

3.

¿Cuál será el beneficio de este proyecto?

El proyecto de la refinería de Talara va a reducir el contenido de azufre que hay en los combustibles, llevándolos desde 2.000 hasta 50 partes por millón de azufre.

Esto tiene un impacto positivo en la salud de las personas que padecen trastornos respiratorios por inhalar azufre, lo que se ha valorizado en un ahorro en gastos de salud de US$ 109 millones por año.

Respecto al precio del combustible, hay que decir que este se define internacionalmente, por lo que no se puede asegurar que será más barato que el que se paga en la actualidad, pero el ahorro en salud si será notorio.

4.

Críticas al procedimiento seguido

Germán Alarco, de la Universidad del Pacífico y ex director de Petroperú hasta diciembre del 2013, señaló que las autoridades de la empresa del pasado y el actual gobierno fueron laxas en el control financiero del proyecto y las continuas postergaciones en la toma de decisiones han generado decisiones equivocadas y elevados sobrecostos. Alarco se refirió, por ejemplo, a las obras complementarias, que debían realizarse por contratistas privados por alrededor de US$ 750 millones y que, según la administración actual de la empresa, se harían por su contratista principal. Se supone que Proinversión debía promover esos proyectos de asociaciones público privadas desde el 2014 y no hizo nada por el bloqueo del MEF y el MINEM.

5.

¿Cuál es el plazo para terminar la construcción?

El contrato para la construcción de la refinería debía terminar en el 2019. Pero ha habido diferentes demoras, sobre todo en el cierre financiero, es decir, en conseguir los préstamos internacionales para financiar el proyecto. El MEF ha demorado el “pase” de la inversión, no solamente durante el gobierno de Humala, sino también en los primeros meses de este gobierno. El presidente de Petroperú estima que las demoras retrasarán en un año la puesta en marcha del contrato, lo que acarrea costos financieros adicionales.


LEAVE A REPLY