El alcalde Luis Castañeda Lossio se pronunció sobre los recientes huaicos y desbordes que vienen ocurriendo en la capital y han provocado la suspensión de clases y el corte del servicio de agua potable.

Desde el Parque de la Muralla, que se vio afectado por el desborde del río Rímac, el alcalde capitalino pidió que el gobierno declare la emergencia en Lima para que se pueda ayudar de manera más rápida a la población.

“Ojalá que el gobierno nos dé una ley de emergencia para que todas las provincias y distritos podamos responder rápidamente a esta agresión de la naturaleza”, dijo el burgomaestre.

Indicó que esta medida puede permitir “una recuperación fuerte de la infraestructura porque eso significa fuentes de trabajo”.


LEAVE A REPLY