Paulo Rosas Chávez

La bancada del Partido Aprista, representada por su vocero Javier Velásquez Quesquén, presentó un proyecto de ley que busca derogar dos decretos legislativos que facilitan la gestión del Gobierno respecto a la organización de los Juegos Panamericanos 2019.

Ese proyecto de ley, respaldado por legisladores de Fuerza Popular, Frente Amplio y Acción Popular; busca que el Gobierno desista de organizar el evento deportivo para destinar su presupuesto a reconstruir y ayudar a los damnificados por las lluvias que azotan el norte del país, en especial, la región Piura.

Esta alternativa la expresó también ayer el presidente de la Confiep, Roque Benavides, quien dijo que ojalá “el público extranjero entienda que tenemos que reorientar los recursos para Piura”.

En respuesta, el presidente Pedro Pablo Kuczynski dijo que sería “una tragedia” que el Perú no cumpla con organizar los Juegos Panamericanos 2019. Hoy, añadió que el país “cumplirá su palabra”. El primer ministro Fernando Zavala sostuvo que la situación en Piura y el evento deportivo “son cosas diferentes” y que sí existe un monto destinado a atender a la población afectada.

Ahora bien, de prosperar el proyecto de ley presentado ayer, ¿es factible que el Gobierno desista de organizar los Juegos Panamericanos 2019 para redirigir su presupuesto al norte del país? Para Jorge García Paz, experto en temas de gestión de la PUCP, esto sí es posible. Sin embargo, considera necesario ponderar los montos destinados a cada tema.

“El que tiene que dar la información es el mismo Ministerio de Economía, tiene que ver si en la caja fiscal hay suficientes recursos para poder atender ambos temas. […] Si no hay el dinero suficiente, se va a tener que priorizar”, explicó.

Al momento, se estima que la inversión aproximada para los Juegos Panamericanos 2019 será de S/4.125 millones. Si Perú renuncia a ser la sede, deberá pagar una multa de US$50 millones. Mientras, Fernando Zavala detalló que la cifra destinada para la reconstrucción se definirá prontamente, pero que hasta ahora se ha destinado S/500 millones a nivel nacional.

En tanto, García Paz advirtió que, en el caso de los Juegos Panamericanos 2019, donde ya se vienen realizando distintos proyectos de infraestructura, “el nivel contractual es muy importante”, pues la paralización de obras podría generar el pago de multas y penalidades a las empresas encargadas.

El costo total
El economista Carlos Parodi, profesor de la Facultad de Economía de la Universidad del Pacífico, coincide con García en que es posible que el Perú renuncie a la organización de los Juegos Panamericanos 2019. Afirma que “es posible, en situaciones de emergencia, reorientar los recursos de un fin a otro”.

Asimismo, Parodi resaltó que aún no se conoce cuál será el costo total que el país deberá afrontar respecto a la reconstrucción del norte y que, por ello, “no se puede decir que hay o no hay dinero”.

En esa línea, sostuvo que si se ve la información referente a los gastos que hizo el país frente a otros casos del Fenómeno de El Niño, como en 1983 y 1998, “estamos hablando de US$3.000 millones para la reconstrucción y de una grave caída del PBI”.

Por último, frente a las obras de infraestructura que ya se vienen realizando para los Juegos Panamericanos 2019, Parodi dijo que el Estado, de suspender el evento, podría “terminar los contratos y asumir sus costos”. Sin embargo, indica que “otra posibilidad es cumplir con los contratos, que hagan lo que están haciendo y que eso quede como una infraestructura deportiva para el país”.

“Un golpe político”
Para el analista político Eduardo Dargent, el Gobierno enfrenta “una situación política bien complicada”, pues “la oposición ha logrado construir la idea de que el gobierno no está interesado en el norte. Aunque no sea del todo correcta, han creado la imagen de un presidente que no se metió al barro”.

Dargent añade que se trata de “un golpe político inteligente”, pero que puede ser también “bastante irresponsable”, pues la cancelación de los Juegos Panamericanos 2019 “no soluciona el tema de fondo”.

“No es que [los Juegos Panamericanos 2019] sean solamente un costo, pues hay una infraestructura que va a quedar”, añade.

Finalmente, el politólogo resaltó que el pedido para cancelar el evento deportivo haya venido de la Confiep, teniendo en cuenta que este Gobierno había demostrado una buena relación con el sector empresarial.

“Creo que el Gobierno no esperaba que el presidente de Confiep y el lado empresarial les salga con un reto de esta magnitud. […] La oposición [que ha planteado el proyecto de ley] sabe que una posición empresarial los legitima”, explicó.


LEAVE A REPLY