Escribe:César Romero

La caja 2 de Odebrecht para pago de sobornos y financiamiento no declarado de partidos políticos siempre existió en Brasil. Así lo afirmó ayer el patriarca del grupo constructor brasileño, Emilio Odebrecht, al declarar ante el juez Sergio Moro.

“Eso (la caja 2) fue el modelo reinante en el país, no es algo reciente; solo a partir del 2014 o 2015 hubo impedimento, existió siempre, desde la época de mi padre, en mi tiempo y también con Marcelo”, afirmó el hijo del fundador de la empresa y padre del detenido Marcelo Odebrech.

PUEDES VER: Caso Odebrecht: Declaran fundados pedidos de embargo de bienes a dos exfuncionarios de gobierno aprista

Aunque la declaración se refirió a Brasil, esta abre la posibilidad de que la empresa brasileña también hiciera aportes no declarados a campañas políticas desde los años ’80 en adelante.

En un momento de su declaración, Emilio Odebrecht señaló que el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva buscó fortalecer a las empresas brasileñas para que participaran en el comercio global. Agregó que nunca fueron explícitos los aportes fuera, pero la empresa tenía el potencial para hacer lo mismo que en Brasil, había un potencial, remarcó sobre la caja 2 en el exterior.

La empresa ha reconocido ante la fiscalía peruana que a pedido de Lula aportó tres millones de dólares a la campaña del Partido Nacionalista el 2011, en dinero que entregó a Nadine Heredia.

Testigo

Emilio Odebrecht declaró ante el juez Moro como testigo en el juicio que se sigue a su hijo Marcelo y al ex ministro de Economía y Hacienda del Gobierno de Lula da Silva, Antonio Palocci y otras 13 personas.

Moro había dispuesto que su testimonio, realizado vía videoconferencia entre las ciudades de Sao Paulo y Curitiba, en Paraná, se mantenga bajo reserva, como sucede con el testimonio de otros 76 ejecutivos de Odebrecht; pero, una falla en el sistema electrónico de la justicia federal hizo que el video se hiciera público y fuera difundido por la prensa brasileña.
Caja 2 era Para todos

Emilio Odebrecht, quien se alejó de la empresa el 2001, explicó que existía una regla básica en el manejo de los fondos no declarados en la contabilidad oficial, para el financiamiento de campañas políticas: “O no aportábamos a nadie o aportábamos a todos”.

Agregó que en su época el manejo de la caja 2 era más sencillo porque la empresa no tenía la misma complejidad y no estaba presente en más de 20 países. “La creación de una oficina o el Departamento de Operaciones Estructuradas para manejar esos fondos sí era una cosa reciente”, dijo.

El patriarca de Odebrecht indicó que en su tiempo solo había dos ejecutivos a cargo de los aportes no declarados a las campañas, uno de los cuales ya había fallecido y el otro padece de la enfermedad de Alzheimer.

El grupo Odebrecht considera que los aportes a las campañas de partidos políticos y de políticos individuales era una situación distinta del pago de sobornos a funcionarios públicos para la adjudicación de obras.

Mientras, el Ministerio Público brasileño considera que los aportes a campañas eran parte de los sobornos y por eso juzga al ex ministro Antonio Palocci, por corrupción y lavado de activos, por apoyar la adjudicación de obras a Odebrecht. Para los fiscales todos los pagos son ilícitos.

Aportes

Odebrecht pagó unos 3.400 millones de dólares en sobornos y aportes a campañas políticas, 60 % de esa suma en Brasil y 40 % en el exterior, entre 2006 y 2014, según declaración de un ex ejecutivo

LEAVE A REPLY