Simon Hunter

Para este corresponsal —como será el caso, sin duda, para muchos residentes británicos en España— una de las primeras cosas que pasan por la mente todas las mañanas, normalmente justo después de despertarse, es “Urghhhh, Brexit…” (También desde noviembre “Urghhhh, Trump”, pero eso para otra crónica.)

Así que fue bastante alentador asistir a una charla en la sede del Parlamento Europeo en Madrid esta semana, rodeado de otros expatriados, españoles, políticos, académicos y periodistas – todos con las mismas preocupaciones sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea y que habían venido para escuchar un panel de expertos debatir lo que el proceso podría significar para ellos y el futuro conjunto de los dos países.

El evento fue organizado por Eurocitizens, uno de los muchos grupos que han aparecido por toda Europa desde que los votantes británicos decidieron que querían salir del club de 28 países. La organización, gestionada por residentes veteranos de España, dice que no quiere intentar frenar el Brexit, si no hacer campaña para preservar los derechos de británicos en España y españoles en el Reino Unido.

El exministro José Montilla.
El exministro José Montilla. Eurocitizens

El primero en dar un discurso a las más de 120 personas en la audiencia fue el vicepresidente del grupo, Michael Harris. Para Harris, escritor de profesión y que lleva aquí más de 30 años, el voto sobre Brexit fue un “referendo donde no tuvimos el voto,” dado que la ley electoral en el Reino Unido prohíbe a las personas que llevan más de 15 años fuera de su país natal votar – sean elecciones generales o un voto como Brexit. De los 1,2 millones de británicos viviendo en la UE, Harris explicó, el 80% no pudo participar en el proceso, el resultado del cual, añadió, nos ha dejado en un “limbo legal —o igual mejor dicho—, un purgatorio.”

¿Su mensaje para gobiernos y políticos? “Queremos quedarnos donde estamos. No queremos permisos de trabajo ni de residencia. Queremos preservar nuestros derechos como ciudadanos europeos.”

El senador Socialista José Montilla instó a los asistentes a hacer campaña y aplicar presiones a los gobiernos durante las negociaciones, describiendo tal acciones como “completamente legitimas.”

“Aclarando los incertidumbres de los ciudadanos británicos en la Union Europea y de ciudadanos europeos en el Reino Unido debe de ser una prioridad absoluta,” explicó. “Las personas son lo primero.”

Como representante del Gobierno británico, asistió a la charla Tim Hemmings, el ministro consejero de la Embajada Británica en España. Intentó ser optimista, con el mensaje de que “el cambio y la oportunidad vienen de la mano. […] Aunque salimos de la Unión Europea, no salimos de Europa. Seguiremos siendo europeos.”

El eurodiputado Enrique Guerrero, vice presidente de la Alianza Progresista en el Parlamento Europeo, resaltó la importancia para el parlamento de proteger los derechos de los europeos de todas partes. Avisó del peligro para los colectivos afectados de la declaración de la primera ministra Theresa May: “Ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo”. “Si no hay acuerdo, estamos en otro mundo”, avisó, añadiendo de que mayo podría ser el mes clave, y no marzo, cuando el Reino Unido va a activar artículo 50, empezando el proceso de Brexit: “Hay elecciones en Francia en mayo,” explicó. “La UE puede sobrevivir sin el Reino Unido. Pero no sin Francia.”

Para dar el punto de vista de los residentes españoles en Reino Unido, asistió Vanesa López-Román, de un grupo similar a Eurocitizens que se llama “Españoles en el Reino Unido – sobreviviendo Brexit”. “Me sorprende el número de españoles que ya están planteando irse,” explicó, añadiendo que muchos consideraban salir del país una vez que habían conseguido nacionalidad británica. “Igual yo también me iré,” concluyó.

Después de las charlas, los asistentes tuvieron la oportunidad de hacer preguntas. La primera: “¿Habrá algo positivo de la salida del Reino Unido de la Unión Europea?” Un silencio sepulcral de los expertos, seguido por risas de la audiencia. Parece que la costumbre mañanera de maldecir el Brexit ha venido para quedarse…


LEAVE A REPLY