RENÉ ZUBIETA PACCO

Como un “exceso” y una “irresponsabilidad” calificó Carlos Bruce, vocero de la bancada de Peruanos por el Kambio (PPK), la solicitud que la Procuraduría Anticorrupción hizo al Ministerio Público para que el ministro de Transportes, Martín Vizcarra, sea comprendido como investigado en la investigación fiscal preliminar por el aeropuerto de Chinchero.

Como se recuerda, la Primera Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima, a cargo del fiscal José Domingo Pérez, decidió esta semana abrir una investigación preliminar a funcionarios de Pro Inversión que integraron el comité que realizó la licitación por el aeropuerto de Chinchero. Se les atribuye el presunto delito de colusión en agravio del Estado. La decisión se tomó a solicitud de la Procuraduría del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), que consideró que el primer contrato para construir el terminal aéreo era lesivo al Estado.

Ahora, el pedido de la procuraduría consiste en ampliar la investigación preliminar, incluyendo en calidad de investigados a Vizcarra y a la viceministra de Transportes, Fiorella Molinelli, quien firmó con el consorcio Kuntur Wasi la cuestionada adenda al contrato del 2014. Según explicó a El Comercio el procurador anticorrupción Amado Enco, la suscripción de ese último acuerdo en febrero pasado implicaría un favorecimiento a los intereses de la empresa privada en detrimento de los del Estado.

Sin embargo, a juicio de Bruce, la medida es un exceso, pues aún no se implementa el contrato con el inicio de las obras en Chinchero.

“Lo que cuestiono es que hay un apresuramiento, no se ha establecido todavía detalles de esta adenda, el ministro Vizcarra ni si quiera ha ido al Congreso a ser interpelado, ¿y el señor procurador ya se apresura a solicitar una investigación? Me parece un exceso”, indicó el congresista y portavoz oficialista.

En ese sentido, Bruce consideró que la procuraduría debió esperar al menos el informe de la Contraloría General de la República respecto al contraro firmado el 2014, en el anterior gobierno, y a la adenda suscrita en febrero pasado. El lunes pasado, el contralor Edgar Alarcón informó que el documento estará listo recién en tres meses, aunque dijo esperar que sea menos tiempo.

“Me parece realmente una pachotada lo que está haciendo la Procuraduría Anticorrupción. Con el ánimo de decir que son independientes, cometen tonterías”, sentenció finalmente. En la misma línea que Bruce, la legisladora oficialista Mercedes Aráoz expresó su sorpresa por la medida de la procuraduría y consideró que “son acusaciones sin fundamento”.

En tanto, el congresista Víctor Andrés García Belaunde, promotor de la interpelación a Vizcarra, dijo previamente a este Diario que la medida de la procuraduría era pertinente y significaba un “golpe adicional” para el ministro.

“¿Qué espera Vizcarra? Tiene que dar marcha atrás. Va a ser interpelado, ¿qué cosa quiere, que lo censuren, quiere poner en riesgo la estabilidad del gobierno? No me parece justo para el gobierno, ni para el país”, sostuvo.


LEAVE A REPLY