Así lo estimó el Departamento de Estado de EEUU en su informe anual sobre narcotráfico a nivel mundial.

El Perú fue uno de los principales países en los que se cometieron los delitos de lavado de dinero y blanqueo de capitales durante el 2016, según el reporte anual del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre la estrategia de control sobre el narcotráfico a nivel mundial.

En el volumen II del informe de marzo del 2017, que recoge la situación del año previo, Perú fue incluido en esta lista, junto con Cuba, El Salvador, Ecuador, Honduras y Nicaragua. Otros países de América Latina como México, Colombia, Argentina y Brasil ya figuraban en la lista del 2015.

Las autoridades de Estados Unidos advierten que el nuevo gobierno —la gestión de Pedro Pablo Kuczynski— ha realizado cambios administrativos que “podrían reducir la capacidad del Perú de atacar los crímenes de lavado de dinero”.

Entre sus recomendaciones, se menciona la necesidad de crear la capacidad judicial y fiscal en las autoridades para “mejorar su lamentable seguimiento de pistas para persecuciones y condenas”.

Estos esfuerzos deben complementarse, según el Departamento de Estado de EEUU, con mejoras en cuanto a compartir información entre distintas entidades del Estado.

Además, las autoridades encargadas de combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo deben redireccionar su enfoque hacia caminos no-tradicionales por los que el dinero del narcotráfico y crimen organizado es ‘lavado’, como la minería ilegal, comercio de madera y productos falsificados.


LEAVE A REPLY