Todo ocurrió el 4 de agosto del 2005, antes de que se firmara el contrato de la carretera Interoceánica Sur. La suscripción del acuerdo se había programado para las 10 a.m., pero solo en cuestión de horas hubo reparos, advertencias y absoluciones de consultas.

Y finalmente se estamparon las rúbricas. El Estado peruano —entonces gobernaba Alejandro Toledo— adjudicó los tramos 2 y 3 al consorcio Interoceánica Sur (Odebrecht, Graña y Montero, JJC Contratistas e Ingenieros Civiles y Contratistas Generales) y el tramo 4 a Intersur Concesiones (Andrade Gutierrez, Camargo Correa y Queiroz Galvao).

Para que esto ocurriera, un documento fue clave. El informe del abogado Juan Monroy, que actualmente se ha puesto en entredicho principalmente en cuanto a la fecha de entregan del mismo a Pro Inversión. Y que ha causado revuelo.

—La advertencia de la contraloría—

A las 10:02 a.m. de ese 4 de agosto del 2005, según el informe de Monroy, se supo de un oficio de la vicecontralora Rosa Urbina, que advertía que las constructoras Norberto Odebrecht, Queiroz Galvao y Graña y Montero tenían juicios pendientes con el Estado.

Esa advertencia fue importante, porque las bases del concurso señalaban que los postores no deberían tener procesos judiciales o arbitrales con el Estado.

—La consulta al estudio Monroy—

Posteriormente, Pro Inversión hizo la consulta al estudio del abogado Juan Monroy. Este resolvió que la contraloría hizo alusión a distintas empresas y que, en el caso de la Constructora Norberto Odebrecht, no existía juicio iniciado.

En ese sentido, el informe de Monroy sostuvo que lo advertido por la contraloría era “inocuo” respecto de la regularidad del concurso llevado a cabo por Pro Inversión.

—La fecha del informe—

Y aunque el informe tiene como fecha el 4 de agosto del 2005 y supuestamente fue dado a conocer alrededor de la 1:27 p.m., Monroy asegura que eso es “materialmente imposible”.

En entrevista con El Comercio, Monroy ha insistido en que entregó su informe final entre el 8 y 10 de agosto, como dijo el pasado lunes en la Comisión Lava Jato del Congreso. Ahí empezó todo el embrollo. ¿Quién miente entonces?

—La importancia del informe—

¿Por qué es importante ese informe? Sucede que fue aval para la firma del contrato aproximadamente a la 1:45 p.m. de ese 4 de agosto del 2005.

Si bien Monroy afirma reconocer “totalmente” el contenido del documento, cuestiona la fecha que aparece en el mismo. Incluso, dijo creer que se cambiaron las fechas para insertar ese informe favorable, porque si era así, “se caía el contrato”.

“¿Cómo pueden haber discutido en la sesión de Pro Inversión un informe que no existía?”, se preguntó el pasado lunes, en la Comisión Lava Jato, el congresista Víctor Andrés García Belaunde.

Cuando se firmó el contrato, el hoy presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) era titular del Consejo Directivo de Pro Inversión en su calidad de ministro de Economía. René Cornejo, ex jefe del Gabinete de Ollanta Humala, se desempañaba como director ejecutivo.

Entonces, el presidente era Alejandro Toledo, quien hoy tiene una orden de captura y 18 meses de prisión preventiva por presuntamente haber recibido US$20 millones de Odebrecht para que el consorcio que integraba esta empresa se adjudique los tramos 2 y 3 de la Interoceánica.


LEAVE A REPLY