Nicolás Alonso

El expresidente de Estados Unidos, George W. Bush, rechazó este lunes varios de los pilares de la agenda política de Donald Trump. En una entrevista con NBC, Bush defendió la importancia de los medios, cuestionó la efectividad de un veto migratorio como forma de luchar contra el terrorismo y pidió que se aclaren los lazos entre el presidente de EEUU y Rusia. Tras meses de silencio pragmático, el expresidente republicano, que no votó a Trump, mostró su descontento con el presidente.

“Considero que los medios son indispensables a la democracia. Necesitamos unos medios independientes para prevenir abusos de poder”, dijo Bush, que fue presidente entre 2001 y 2008. “El poder puede ser adictivo, corrosivo, y es importante que los medios mantengan a la gente de poder bajo supervisión”, afirmó el expresidente en relación a las recientes afirmaciones del presidente Trump sobre la prensa, a la que considera el “enemigo del pueblo americano”.

Durante su época, Bush recibió duras críticas de la prensa por la invasión de Irak tras los atentados del 11-S. Y, según dijo durante la entrevista, el republicano se esforzó por transmitir al presidente ruso, Vladimir Putin, la importancia de una prensa independiente. “Es difícil que ahora podamos transmitirle a otros la importancia de la prensa independiente si no estamos dispuestos a tener una nosotros mismos”, condenó el texano.

Sobre las informaciones filtradas de unos supuestos contactos entre el equipo de Trump y la inteligencia rusa durante la campaña electoral, Bush afirmó que “es necesaria una respuesta”. Aunque el expresidente no definió cuál cree que es el mejor procedimiento para aclarar la situación, aunque afirmó que confía en el líderes de Partido Republicano para que investiguen el asunto.

Bush, que durante su presidencia siempre sostuvo la importancia de la inclusión religiosa, con especial atención a la comunidad musulmana, también se distanció del veto migratorio que Trump impulsó hace pocas semanas. “Una de nuestras fortalezas y nuestro amor por la libertad es la idea de que cualquiera puede practicar su fe de manera libre”, dijo el expresidente. “Apoyo una política exterior que de la bienvenida”.

El republicano, que no mostró simpatía hacia Trump en la campaña electoral, no votó por el candidato de su partido. Su padre, el expresidente George H. W. Bush, votó a la demócrata Hillary Clinton. El hermano menor de Bush, Jeb Bush, fue uno de los candidatos republicanos en la fase de primarias de las elecciones de 2016.


LEAVE A REPLY