Manuela Zurita

La madrugada del pasado jueves 23 de febrero una lluvia inolvidable cayó sobre Lima. Ese día se registró en la capital el doble de los milímetros que normalmente se acumulan en este mes. Lluvias tan o más inusuales se dieron en igual fecha en Piura, y antes, el 1 y 2 de febrero, en Chiclayo y Trujillo.

En efecto, desde enero pasado las precipitaciones han sido extraordinarias en la costa central y norte. La anomalía se explica por el calentamiento del mar 5 °C sobre el promedio. Y el impacto económico de estas sorpresas climáticas no se ha hecho esperar.

Un estudio de Apoyo Consultoría analizó en detalle tres sectores sobre los que se temía un mayor impacto: el comercio, la pesca y el agro. Andrea Casaverde, analista de estudios económicos de Apoyo, explica que hasta ahora el impacto económico observado ha sido temporal y acotado, pero podría incrementarse, si se intensifican las lluvias.

El Senamhi no descarta este escenario en la costa norte. En la central, ya no espera lluvias extraordinarias. Revisamos los impactos por sector en cinco ciudades y alrededores.

COMERCIO

Las lluvias anómalas han afectado el movimiento comercial urbano. En Piura, lo redujeron en 30%, lo que ha hecho reaccionar a los comerciantes con promociones, explicó Carlos Sánchez, gerente de la Cámara de Comercio y Producción de esa ciudad.

En Tumbes, se ha observado un incremento de 20% en los precios de hortalizas frescas, asociado a una menor disponibilidad de oferta por inundaciones de centros de abastos minoristas, explicó Adolfo García, gerente de Desarrollo Económico Regional. En Lima, los precios de estos productos se incrementaron entre 50% y 60%, pero ya empezaron a bajar.

En Chiclayo –donde el 1 de febrero pasado cayó una lluvia cinco veces mayor de lo normal– Caja Trujillo ha advertido afectación en bodegas y tiendas comerciales por inundación. Con menor intensidad ha ocurrido esto en Trujillo, dijo César Hidalgo Montoya, gerente central de negocios de la financiera con oficinas en la costa central y norte del país.

Hidalgo asegura que el impacto financiero se podrá distinguir en 60 o 90 días, cuando cierre el plazo de pago de los créditos tomados en enero. Actualmente no se advierte morosidad, sin embargo evalúan activar dos medidas de contingencia, como regula la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS): reprogramar los créditos hasta 60 días o refinanciarlos.

En Ica, donde los precios de frutas como la papaya, plátano y piña aumentaron hasta más de 100%, ha disminuido en un 15% la afluencia de turistas en restaurantes y hoteles, tras la declaración de emergencia y la alerta por dengue en Palpa, indicó Luis Vila Gonzales, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Ica. En Chiclayo y Tumbes, las lluvias también han desalentado el arribo de turistas.

AGRO

En la costa, el impacto de las lluvias sobre la producción agrícola se ha sentido de manera focalizada y temporal. En Ica, se evidenció en plantaciones de uva de exportación en el distrito de Guadalupe, sin afectar la oferta. En Tumbes, se han perdido 300 hectáreas de banano orgánico. Los caminos provinciales anegados dificultan el transporte del cacao porcelana –cuyo rendimiento aumentó 57% esta temporada gracias la inversión pública de unos S/600 mil en un programa productivo–.

En general, las fuentes coinciden en que la exposición del sector es alta en Piura y La Libertad de incrementarse las precipitaciones costeras.

Así, en la primera un rebalse de la presa de Poechos (acolmatada de sedimentos en 50% de su capacidad) podría incrementar el caudal del río Chira y dañar unas 8.000 hectáreas de banano orgánico de exportación.

En La Libertad, también podrían desbordarse ríos, en perjuicio de pequeños agricultores, y resultaría afectada la infraestructura operativa del proyecto de irrigación Chavimochic, si se incrementaran los lodos en los canales.

“Esta situación es manejable, por las medidas de contingencia que tienen las empresas privadas. Sin embargo, involucra mayores costos de operación para el proyecto y los usuarios”, resaltó Hermes Escalante Añorga, presidente de la Cámara de Comercio y Producción de La Libertad.

PESCA
La biomasa de anchoveta no está siendo afectada por el calentamiento del mar, señaló Apoyo Consultoría, en base a información recopilada de empresas pesqueras.
El Ministerio de la Producción inició una expedición que busca corroborar el estado del recurso y se espera que en dos semanas se conozca el resultado.

En Tumbes, Adolfo García, gerente de Desarrollo Económico Regional, explicó que el mayor caudal de los ríos que desembocan en el mar podría hacer colapsar tres desembarcaderos de pescadores artesanales. En este momento, estos pescadores salen y llegan de la playa en barcos más pequeños.


LEAVE A REPLY