El Ministerio Público realizó ayer por la tarde una diligencia en las oficinas de la empresa Graña y Montero como parte de las investigaciones que realiza por el Caso Gasoducto Sur Peruano (GSP), indagación en la que también está incluida Odebrecht.

La intervención fue conducida por el fiscal anticorrupcion Reynado Abia, quien investiga las presuntas irregularidades en la adjudicación de dicho proyecto al consorcio conformado por Odebrecht, Enagás, y Graña y Montero.

“Durante la diligencia se recabó información sobre los contratos suscritos entre Graña y Montero y la empresa Odebrecht”, destacó la fiscalía a través de sus cuentas oficiales de redes sociales.

La diligencia se desarrolló entre las 3:50 p.m. y las 5:50 p.m. de hoy, y estuvo conformada por un grupo de fiscales.

Vale anotar que al cierre del mercado, la acción de la compañía nacional en la bolsa de Nueva York cayó 34,97% y 33,33% en la local. Esto, tras las declaraciones del ex hombre de Odebrecht en el Perú Jorge Barata.

Según informó el semanario “Hildebrandt en sus Trece”, el ex funcionario habría corroborado a la justicia peruana que tanto G&M como JJC Contratistas Generales conocían de las coimas gestionadas para la construcción de la carretera Interocéanica Sur.

El Ministerio Público realizó un operativo similar el pasado 17 de febrero, cuando el fiscal acudió a las oficinas de Odebrecht en Lima, empresa de la cual recogió abundante información.


LEAVE A REPLY