JESÚS JIMÉNEZ

“De repente, las imágenes que había construido en mi interior se esfumaron y en su lugar apareció algo nuevo. Fue el momento en que vi aquellas caras en el escenario… primero, a John, y después, uno a uno fueron apareciendo los demás… y luego Stuart se dió la vuelta. Tenía ese “algo” que enseguida reconocí… y que me pareció increíble haber encontrado”.

Así describe Astrid Kirchherr su primera visión de Los Beatles y del que sería el gran amor de su vida, Stuart Sutcliffe, el malogrado quinto Beatle. Su apasionada historia de amor y los primeros pasos del famoso grupo, cuando actuaba en locales de mala muerte de Hamburgo, son el argumento de Baby’s in black (Sins Entido) una novela gráfica del alemán Arne Bellstorf.

Un interesante cómic para el que Arne ha entrevistado a la propia Astrid, cuya historia de amor con Stuart ya se llevó al cine con el título de Backbeat (1994) con Stephen Dorff en el papel de Stuart (Astrid dijo que se parecían tanto que se le puso la piel de gallina) y Sheryl Lee como Astrid.

Viñetas y bocadillos – Baby’s in black – 03/09/11

Una canción para la posteridad

Baby’s in black es una canción de Los Beatles compuesta en 1964, por Lennon y McCartney,  cuya letra está dedicada a Astrid Kirchherr y a lo desolada que se sintió después de la muerte de Stuart, con sólo 21 años. Fue uno de los primeros éxitos del grupo.

Y un título perfecto para esta novela gráfica que comienza en Hamburgo en octubre de 1960, cuando Astrid Kirchherr acababa de terminar sus estudios de moda y trabajaba de asistente para un fotógrafo. Las peleas con su novio, el joven diseñador gráfico Klaus Voormann, son constantes.

Y una noche, tras una riña, Klaus se va a caminar solo y termina en un atro del barrio rojo de Sankt Pauli, donde cinco chicos Ingleses “The Beatles” tocan en un antro de mala muerte. Klaus vuelve al piso y convence a Astrid para que vayan a escucharlos.

Toda mi vida cambió en un par de minutos. Todo lo que quería era estar con ellos y conocerlos” (Astrid Kirchherr)

El flechazo de Astrid y Stuart es inmediato y Astrid se ofrece a hacer unas fotografías del grupo, en un parque municipal, que se han convertido en uno de los iconos del Siglo XX. También se le atribuye la creación del famoso corte de pelo estilo “moptop”, algo que se refleja en esta estupenda novela gráfica de forma muy divertida.

En Noviembre de 1960 Stuart y Astrid se comprometieron intercambiándose anillos, como es tradición en Alemania.

Stuart Dejó a Los Beatles por la pintura

El cómic nos relata esos difíciles inicios del grupo cuando el grupo estaba formado por John, Paul, George, Stuart y el batería Pete Best (que sería sustituido por Ringo Starr), tenían que tocar en garitos de mala muerte y dormir en el cuartucho de un cine. Cuando fueron expulsados de Alemania por no tener permiso de trabajo, la grabación de su primer single y cómo Stuart, consciente de que no estaba a la altura, decidió dejar el grupo para dedicarse a su verdadera vocación, la pintura. Los Beatles volvieron a Londres a grabar su primer single y Stuart se quedó en Hamburgo.

Según Paul McCartney: “Era mejor tener un bajista que no sabía tocar que no tener bajista”.

Pero el talento que parecía faltarle como músico le sobraba como pintor, consiguiendo una beca y siendo uno de los alumnos más destacados de una escuela de Bellas Artes. Sin embargo, cuando había encontrado el amor y su verdadera vocación, se desmayó en mitad de una clase, y su estado de salud se fue deteriorando paulatinamente sin que los médicos dieran con la causa.

El 10 de abril de 1962, murió a consecuencia de una hemorragia cerebral, con sólo 21 años. Justo en la víspera de la tercera gira de Los Beatles por Hamburgo y días después del lanzamiento de su primer single Love Me Do. Las causas de su muerte no quedaron claras aunque pudo deberse a una malformación congénita de los vasos sanguíneos.

En 1966, mientras realizaban una gira por Alemania. Kirchherr le dio a Lennon las cartas que él había escrito a Sutcliffe durante 1961 y 1962; “el mejor regalo que he tenido en años”, según Lennon.

Astrid casi no ha tomado fotos desde 1967

En 1964 Kirchher tomó las fotografías del rodaje de A Hard Day’s Night (¡Qué noche la de aquel día!) para la revista alemana ‘Stern’.

Durante años todos los periódicos y revistas le pedían que volviese a fotografiar al grupo. “Ellos no veían mis otros trabajos. Era muy difícil ser aceptada como chica fotógrafa en los sesenta. Al final lo dejé. Casi no he tomado fotos desde 1967″.

Se retiró de la vida pública porque se tenía por amiga del grupo y no por “La creadora del corte de pelo a lo Beatle”. Aún así, durante los últimos 40 años ha publicado tres libros, sus fotografías han protagonizado exposiciones por todo el mundo y se han podido ver en el Salón de la Fama del Rock. Ha colaborado en algunos encuentros de fans de los Beatles y sus fotografías se han visto hace poco en una gran retrospectiva en Liverpool

Un artísta superdotado

Arne Bellstorf es una de las actuales estrellas del cómic alemán y uno de los más destacados creadores de tiras de prensa. Un dibujante superdotado que en este libro nos deja algunas de las imágenes más sinceras y emotivas de Los Beatles en su juventud, en un maravilloso blanco y negro. Con un estilo a medio camino entre el realismo y la caricatura, deliciosamente expresivo.

Y su dominio de la narrativa convierte a este cómic en una delicia, aunque no nos gusten Los Beatles. Pero si os gusta el grupo, es un título imprescindible para recordar sus orígenes con la ayuda de una joven que los conoció mejor que casi nadie.

Un magnífico cómic para leer escuchando alguno de los primeros éxitos del grupo más famoso de la historia.


LEAVE A REPLY