Una resolución de la fiscal Sara Vidal, de la Primera Fiscalía Supraprovincial Corporativa de Lavado de Activos, dispone iniciar una investigación preliminar a Keiko Fujimori por el presunto delito de lavado de activos. La decisión implica la inclusión de la lideresa de Fuerza Popular en la pesquisa que se le sigue por el citado ilícito a Joaquín Ramírez, ex secretario general del partido.

Según informó “Correo”, Vidal tomó en cuenta para su decisión alcances otorgados por indagaciones de dos despachos antilavado, que también investigan los supuestos ingresos irregulares recibidos por Fujimori. Así, uno de los sustentos señala que la ex candidata presidencial habría entregado US$15 millones a Ramírez en el 2011 con la finalidad de “lavarlos” para la campaña presidencial de ese año.

Ese monto habría sido “blanqueado” por medio de la cadena de grifos de Osías Ramírez, actual congresista fujimorista y hermano de Joaquín Ramírez.

La información sobre dicha entrega de dinero fue proporcionada en su momento por el piloto Jesús Vásquez, quien colaboró en una operación de la Drug Enforcement Administration (DEA) en torno al ex secretario de Fuerza Popular.

Otro de los sustentos de la fiscalía indica que Joaquín Ramírez tuvo una “sospechosa” adquisición de dos inmuebles por más de US$2 millones, propiedades utilizadas por Keiko Fujimori como local de campaña y para el funcionamiento de su ONG Oportunidades.

Parte de la resolución fiscal señala que “se aprecia que Fujimori mantiene diversas investigaciones por delitos que podrían ser generadores de ganancias ilícitas”, entre ellos por apropiación ilícita, usurpación, peculado y encubrimiento.

“Se toma en cuenta que Keiko Fujimori es hija de Alberto Fujimori, quien ha sido investigado y sancionado por la comisión del delito de corrupción de funcionarios, motivo por el cual no se descarta que parte de ese patrimonio sea el que esté siendo empleado por los investigados y sus empresas con la finalidad de darles apariencia de legalidad”, también refiere el documento.

A TOMAR EN CUENTA
Esta decisión fiscal se conoce a solo una semana de que se informara que el Poder Judicial ordenó el levantamiento del secreto bancario y la reserva tributaria de Joaquín Ramírez, investigado por presunto lavado de activos.

Además, la semana pasada también se conoció que La Segunda Fiscalía Supraprovincial Corporativa de Lavado de Activos dispuso abrir investigación preliminar a los hermanos de Keiko Fujimori, Hiro y Sachie, por el presunto delito de lavado de activos. La fiscalía busca incluir en esta pesquisa también a Kenji Fujimori, planteando el previo levantamiento de la inmunidad de la que goza el parlamentario.

Keiko Fujimori ha calificado esa investigación a sus hermanos como una “cortina de humo” para tapar el caso Odebrecht y la situación de ex presidente Alejandro Toledo, sobre quien pesa una orden de captura y 18 meses de prisión preventiva.

LEAVE A REPLY