El esperado inicio de juicio oral a la ex cúpula de Sendero Luminoso por el salvaje atentado de la calle Tarata que cegó la vida de 25 personas en 1992 empezó ayer, pero apenas duró un poco más de media hora.

Se tuvo que suspender porque un agudo problema estomacal impidió la presencia del cabecilla terrorista Abimael Guzmán en la audiencia.

Los jueces del Colegiado A de la Sala Penal Nacional iniciaron la sesión con casi dos horas de retraso, pues se estuvo esperando infructuosamente el traslado de quien fuera el máximo jefe de la banda terrorista.
Abimael Guzmán: Una junta médica evaluará su estado de salud

El abogado Manuel Fajardo, otro de los defensores legales de los terroristas, coordinando con Elena Iparraguirre y otros miembros de la cúpula de Sendero Luminoso acusado en el Caso Tarata.

(Foto: Poder Judicial)

En el recinto ubicado en la Base Naval del Callao, once de los doce procesados aguardaban sentados en el banquillo de los acusados. Allí se podía ver juntos a los ex integrantes del Comité Central de Sendero Luminoso, los responsables de la barbarie, terror y muerte que reinó en el país durante dos décadas.

Como para evidenciar que no han cambiado mucho, uno de ellos, Florindo Flores, más conocido como ‘Artemio’, levantó el puño y se mostró desafiante ante las cámaras de televisión en el momento que ingresó a la sala de audiencias.

La fiscalía acusa a todos ellos, incluido Abimael Guzmán, de ser los autores mediatos y ha solicitado cadena perpetua, aunque algunos ya tienen esa pena como Guzmán, Elena Yparraguirre, Laura Zambrano, María Pantoja y ‘Artemio’ .

De acuerdo a un informe de un médico de la base naval, donde Abimael Guzmán se encuentra recluido no fue posible trasladarlo a la sala de audiencias “por tener un diagnóstico de enfermedad diarreica aguda”.

Alfredo Crespo, abogado del ex cabecilla senderista, dijo que su cliente viene padeciendo de esos problemas estomacales desde hace un mes y medio y solicitó que sea trasladado de inmediato a un hospital. También reveló que el último lunes interpuso un hábeas corpus por ese motivo ante el Juzgado Penal 21 de Lima.

Elena Yparraguirre, esposa de Abimael Guzmán, también pidió que este sea llevado a un hospital. Tras un debate, la sala finalmente dispuso que una junta médica del Instituto de Medicina Legal evalúe al procesado y emita un informe sobre su estado de salud lo antes posible. Igualmente, acordó que la próxima audiencia se realice el 28 de febrero.

Finalizada la audiencia, Manuel Fajardo, también abogado de Guzmán, señaló que “es un absurdo efectuar este juicio porque ya están condenados a cadena perpetua”. Trató de negar, además, que los procesados sean autores mediatos del atentado.

“Ellos no tiene nada que ver con el tema de Tarata. Los autores ya están sentenciados”, dijo a los periodistas.

LEAVE A REPLY