Alejandro Toledo se convirtió en el segundo ex presidente peruano en ser enviado a la cárcel en los últimos diez años. El juez Richard Concepción, del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, decidió esta noche ordenar 18 meses de prisión preventiva para el ex presidente Alejandro Toledo, en el marco de las investigaciones por el caso Odebrecht. Además, dictó una medida de captura a nivel nacional e internacional.

La fiscalía pidió esa medida contra Toledo por la investigación que le sigue por los US$20 millones en sobornos que habría recibido de la empresa brasileña Odebrecht por la licitación de la carretera Interoceánica Sur. Por este caso se le imputan los delitos de lavado de activos y tráfico de influencias.

Desde las 10 a.m. y hasta aproximadamente la 1 p.m., el juez escuchó los alegatos del juez anticorrupción Hamilton Castro y del abogado del ex presidente, Heriberto Benítez, para luego hacer una pausa en la jornada. Esta se reanudó luego de las 6 p.m. para dar a conocer la resolución.

Para el juez, sí existe un alto grado de probabilidad de que Alejandro Toledo haya sostenido un pacto ilícito con Odebrecht para que esta empresa gane la licitación de la carretera Interoceánica Sur, y que por ello habría recibido pagos.

Asimismo, el magistrado sostuvo que sí existe peligro de que Toledo no se acoja al proceso, por la conducta mostrada. “El despacho ha identificado criterios de peligro de fuga”, dijo.

En ese sentido, justificó su decisión al señalar que medidas menos gravosas, como la comparecencia simple, no garantizan que el investigado se someta al proceso.

También descartó dictar detención domiciliaria, como pidió la defensa de Toledo, por el solo hecho de que él tenga 65 años. “Este despacho considera que la detención domiciliaria tampoco garantiza su sujeción al proceso”, insistió.

El líder de Perú Posible se valió de su calidad de presidente para cometer el acto de corrupción para “enriquecerse ilícitamente”, manifestó también.

El Ministerio Público se expresó conforme con la medida, mientras que Heriberto Benítez, abogado de Toledo, interpuso recurso de apelación.


LEAVE A REPLY