Esta tarde se registró un desborde del río Chilca a la altura del kilómetro 60 de la carretera Panamericana Sur. La gran cantidad de agua se ha desplazado hasta el acceso al distrito de Pucusana, a tal punto que ha bloqueado el ingreso y salida del balneario.

El aniego ha obligado que todas las personas que quieren entrar y salir de Pucusana utilicen una vía alterna que fue construida como parte de un proyecto inmobiliario a esta altura de la Panamericana Sur. Sin embargo, el desborde ha alcanzado tal nivel que se ha convertido en un riesgo incluso para quienes utilicen esta opción.

Ante esta emergencia, el gerente de Transporte Urbano de la Municipalidad de Lima, Álvaro Castro, detalló que se procederá a cerrar el acceso al distrito de Pucusana, tanto la vía principal como la pista del proyecto inmobiliario.

Castro señaló que la constructura y los propietarios del inmueble han accedido que esta pista sea utilizada por todos los que quieran ingresar al balneario, pero esto solo será viable mientras haya luz natural. En la noche, se generará un riesgo de electrocución ya que no hay iluminación y hay cables expuestos en la zona.

“Por esa razón, se cerrará el paso desde las siete de la noche y hasta las siete de mañana”, indicó Castro, quien también aseguró que la Municipalidad de Lima y Sedapal están en la zona tratando de mitigar el impacto del desborde del río Chilca.

– Causas –

Según las primeras versiones de la comuna de Lima, el desborde llegó a la vía Lima-Pucusana, en la continuación del puente Pucusana. El agua llegó desde el drenaje norte del río Chilca tras la construcción de un dique que impide el desfogue hacia el mar.


LEAVE A REPLY