Un total de 3.498 civiles murieron y otros 7.920 resultaron heridos, la mayoría de ellos mutilados, durante 2016 en Agfanistán, lo que supone un incremento del 3% número total de víctimas, según ha informado este lunes la misión de las Naciones Unidas para Afganistán (Unama). El informe subraya el significativo aumento del 24% de los niños víctimas en este conflicto: 923 menores fallecieron en 2016 frente a los 736 de los anteriores doce meses. La cifra total de víctimas civiles es la más alta desde que la ONU comenzó a documentarlas de manera sistemática en 2009.

“El desproporcionado incremento de las víctimas infantiles en todo Afganistán en 2016 es resultado fundamentalmente de un incremento del 66% en víctimas civiles por restos de explosivos de guerra, la mayoría de ellos niños”, indicó la Unama en el informe, según recoge la agencia Efe. Un total de 2.589 menores también resultaron heridos

Aunque la cifra de muertos disminuyó un 2% con relación a los 3.565 de 2015, el número de heridos creció respecto a los 7.469 del año anterior, lo que llevó al total de víctimas civiles más alta desde que Unama comenzó a contabilizarlos en 2009. “El asesinato y mutilación de miles de civiles afganos es profundamente angustioso y en gran medida prevenible”, añade el informe.

El jefe de Unama, Tadamichi Yamamoto, pidió a los implicados en el conflicto que tomen medidas concretas para detener los daños que se pueden prevenir, dejen de luchar en zonas habitadas y no usen los espacios civiles como colegios o hospitales. “Las partes del conflicto deben cambiar sus prácticas en el terreno de batalla para salvar vidas de civiles”, indicó Yamamoto en una rueda de prensa en Kabul.

Los grupos antigubernamentales, principalmente los talibanes, son señalados como los responsables del 61 % del total de las víctimas, mientras que las tropas que actúan en defensa del Gobierno lo son de un 24 %, un incremento del 46 % respecto al año anterior, según el informe. El restante 5 % no pudo ser atribuido y corresponde en un gran número a restos de explosivos.

Las víctimas del grupo terrorista Estado Islámico (EI) se multiplicaron por 10 en comparación con el año anterior, con 209 muertos y 690 heridos. Los artefactos explosivos improvisados fueron la principal causa de muerte o heridas con 700 muertos y 1.456 heridos. Por su parte, las víctimas de ataques suicidas y complejos alcanzaron el récord de 398 muertos y 1.565 heridos.

Desde que comenzó a elaborar esta estadística en 2009, la Unama ha contabilizado 24.841 civiles muertos y 45.347 heridos por el conflicto afgano. La OTAN ha anunciado que mantendrá en 2017 el mismo volumen de tropas, unas 12.000, en su actual misión de asistencia a las fuerzas afganas, ante la inestabilidad en el país.

Estados Unidos mantiene 8.400 soldados en Afganistán, alrededor de 2.000 de ellos como parte de la misión antiterrorista estadounidense en el país y el resto integrados en la misión de la OTAN que da asistencia y capacitación a las tropas afganas.


LEAVE A REPLY