El terremoto en la política peruana por el caso Odebrecht comenzó el pasado 21 de diciembre. Ese día, el Departamento de Justicia de EE.UU. informó que la constructora brasileña reconoció haber sobornado con 29 millones de dólares a funcionarios peruanos entre el 2005 y el 2014 para ganar la concesión de obras. Esos años abarcan los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. Estos son los vínculos de los tres presidentes con este caso, que sigue en investigación.

1. Alejandro Toledo (2001-06)

Odebrecht confesó que los primeros US$ 20 millones se habrían pagado entre 2005 y 2008 a cambio de la concesión de una obra. Según un documento judicial al que tuvo acceso RPP Noticias, el ex director ejecutivo de Odebrecht, Jorge Barata, confesó haberle entregado esa cantidad a Toledo para obtener la licitación de los tramos II y III de la Carretera Interoceánica y el sobornado habría sido el propio expresidente.

Según la información que maneja la Fiscalía, el dinero era depositado en una cuenta del empresario israelí Josef Maiman, amigo del exmandatario, a través de sus compañías offshore. En diálogo con El Comercio, Alejandro Toledo negó las acusaciones.

Antes de la medianoche, el Poder Judicial ordenó el allanamiento de la casa del expresidente en La Molina. La operación del Ministerio Público y la Policía, liderada por el propio Castro, comenzó alrededor de las 02:30 a.m. del sábado y se extendió hasta el mediodía.

2. Alan García (2006-11)

La misma confesión de Odebrecht asegura que la empresa pagó US$ 1.4 millones a un alto funcionario del Gobierno de Alan García para torcer la decisión de comité evaluador de la Línea 1 del Metro de Lima. El 20 de enero, la Policía detuvo al primer funcionario involucrado en el caso: Edwin Luyo, presidente del Comité de Licitación de la obra. Hoy está en el penal Ancón 1 con 18 meses de prisión preventiva.

La Fiscalía explicó que Luyo y el exviceministro de Transportes Jorge Cuba habrían recibido 7 millones de dólares en sobornos. También se detuvo a Miguel Navarro, exfuncionario del Ministerio de Transportes. Esta semana volvieron a Lima por separado Cuba y su pareja, Jessica Tejada. Ambos fueron detenidos. Alan García y Enrique Cornejo, presidente y ministro de Transportes en la época de los sobornos, se distanciaron del tema.

“Ratas como esas ensucian grandes obras que sirven al pueblo”, dijo Alan García mediante su cuenta de Twitter. Por el mismo medio, también pidió que “no lo mezclen en sobornos y coimas de gente sin moral ni patriotismo” y aseguró que está “como siempre a disposición” porque “no tiene nada que ocultar”. Cornejo aseguró que no conocía las actividades de su viceministro y que este tenía una “doble vida”.

3. Ollanta Humala (20011-16)

El diario brasileño Fohla de Sao Paulo publicó el pasado domingo 15 de enero que Ollanta Humala recibió 3 millones de dólares de Odebrecht. El dinero habría estado destinado a financiar la campaña presidencial del líder nacionalista en el 2011. El pago habría sido autorizado por el propio Lula da Silva, acusado de tener una caja en conjunto con la constructora.

El abogado del expresidente, Julio César Espinoza, dijo que esta versión es “una simple presunción no verificada”. En diálogo con el diario Perú21, el congresista Víctor Andrés García Belaunde, integrante de la comisión Lava Jato, explicó que los indicios que vinculan a Humala con la constructora brasileña “son reiterativos”. “Esto confirma que la empresa brasileña ha puesto presidentes y ha distorsionado el proceso electoral”.


LEAVE A REPLY