El Congreso tiene la facultad de elegir algunos altos funcionarios como es: Directores del BCR, Magistrados del Tribunal Constitucional y al Defensor del Pueblo, cado uno luego de finalizada la gestión de cada uno.

Este mecanismo de elección siempre genera controversia o vacíos, nombrándose a un encargado o interino, o simplemente no se acepta la renuncia; afectando la institucionalidad del Estado y crea incertidumbre por supuestos intereses políticos.

Frente a ello, las fuerzas políticas han presentado diversas propuestas para modificar la Constitución de la República, por un lado; o el reglamento de elección. A continuación, un repaso en las propuestas planteadas:

Directores del Banco Central de Reserva
La Constitución de la República estable que el periodo del directorio del Banco Central de Reserva (BCR), conformado por siete miembros, son elegido por el mismo periodo del presidente, siendo cuatro designados por el Presidente y tres a propuesta del Congreso.

En ese sentido, Fuerza Popular, a través de Luis Galarreta, propone que la elección sea por siete años y que se haga una renovación anual en cada director del BCR.

Este no es un tema novedoso, pues ya se aplica en otros países, así en la exposición de motivos sostiene que, en Chile y México uno de los directores se remueven cada dos años, mientras que el Bolivia y Nueva Zelandia la renovación de uno es anual. Asimismo, el plazo de permanencia de los directores es amplio y se dan de 6 años, como es el caso de Bolivia y hasta de 15 años, como ocurre en Estados Unidos.

Durante la transición se propone que de manera gradual que el periodo de nombramiento de seis directores sea menor a siete años, debiendo asumir funciones a partir del año 2021, mientras que el cargo del presidente se mantenga por siete años.

De esta manera en el 2022, sea la primera renovación por el poder Ejecutivo y en el año 2023 sea por el Congreso, y así sucesivamente hasta culminar con la renovación completa.

En el caso de la bancada de Peruanos por el Kambio (PpK), la propuesta presentada es un cambio en el mecanismo de elección, con la finalidad de no generar vacíos entre los periodos de renovación.

Entre los pedidos, sostienen que, para acceder al cargo debería cumplir con: – Reconocida solvencia moral. – Experiencia en Economía y Finanzas. – No representar a entidad o intereses particulares.

A través de la formación de la Comisión Especial del Congreso se espera que los plazos sean más breves, de hasta seis meses antes de la culminación del periodo de los directores. Asimismo, se propone que la elección no sea a través de bloque partidario, sino que sea en votación secreta.

La Comisión Especial se encargará de la convocatoria, publicación, evaluación y selección de los candidatos que posteriormente se someterán al Pleno del Congreso.

Magistrado del TC y Defensor del Pueblo
En el caso de la Defensoría del Pueblo y de los magistrados del Tribunal Constitucional, la propuesta se plantea que la elección sea de tres meses y seis meses antes de culminar el mandato.

En los primeros 10 días la oficialía mayor haría la convocatoria para iniciar el proceso de selección.

Tanto en el caso de los directores del BCR, como de los magistrados, el proyecto legislativo plantea que cada bancada brinda dos candidatos como máximo, y que el grupo de estos sea compuesto por un tercio de mujeres.

También se propone la evaluación de los ciudadanos a los candidatos.

Cuando ya se tiene la elección, se definirá el nombramiento en el pleno, que será con la aprobación de dos tercios de los votos. En caso de no llegar a los votos necesarios se someterán a los candidatos que no fueron escogidos en la primera selección para una segunda votación.


LEAVE A REPLY