El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, aseguró que el gobierno defenderá los intereses del Estado y de los ciudadanos frente a hechos de corrupción ocurridos, como el que implica a la empresa Odebrecht. Como se recuerda, esta constructora brasileña reconoció haber pagado coimas a funcionarios peruanos entre el 2005 y 2014 para adjudicarse obras.

En conferencia de prensa, Zavala fue consultado sobre declaraciones de Mauricio Cruz, nuevo representante de Odebrecht en el Perú. La pregunta aludió a expresiones del ejecutivo brasileño, quien en diálogo con El Comercio señaló que una eventual expulsión de la empresa “es una intención para que no exista la colaboración y no se revele la información”.

“A este gobierno nadie lo amenaza”, manifestó el jefe del Gabinete luego de que se interpretasen las expresiones de Cruz como un posible chantaje.

Sin embargo, cabe precisar que el representante de Odebrecht en el Perú aclaró en diálogo con este Diario: “…Nosotros no estamos diciendo que solo vamos a colaborar si es que logramos mantener el derecho de existir, de seguir haciendo obras, no estamos condicionando”.

Ayer, el presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) manifestó que la cuestionada empresa “tiene que irse”, ello luego de que se diera por finalizado el contrato del Gasoducto Sur Peruano. Este era realizado por un consorcio del mismo nombre, que era integrado precisamente por Odebrecht.

“Nosotros vamos a tomar acciones para asegurar que seguimos brindando servicios al ciudadano, defendemos los intereses de Estado. Esas dos cosas son las que están primeras en nuestra lista y vamos a tomar las acciones necesarias para que se cumplan y asegurarnos que no tenemos la participación de esas empresas (vinculadas a corrupción) en proyectos en el Perú”, dijo esta tarde Zavala también tras una consulta sobre el tema.

—Avance del gasoducto—
De otro lado, el ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo, informó que el grado de avance del Gasoducto Sur Peruano es del 35% si se ve como una cifra total. Sin embargo, apuntó que “si uno empieza a mirar distintos componentes del proyecto; la parte de ingeniería tiene un avance cercano al 90%, la construcción efectiva y enterramiento de tubos está en el orden del 10%; la compra de tubos alcanza alrededor de 65% que están en el país”.

Sin embargo, considerando los avances de la obra valorizada en más de US$7.000 millones, Tamayo no precisó si el Estado pagará el monto del avance al consorcio o retendrá dinero en el caso de Odebrecht como garantía por una eventual reparación civil por los casos de corrupción.

“El estado está evaluando las opciones que mejore resguarden los intereses y recursos de todos los peruanos. Pero debo enfatizar que el Estado peruano es responsable de aquello que está escrito en distintos contratos de concesión”, señaló.


LEAVE A REPLY