Con o sin experiencia, el primer día de trabajo siempre generará un poco de nervios, ya sea porque no conoces a las personas con las que trabajarás o porque no sabes qué pendientes te dejarán. Según una encuesta realizada por Jobandtalent, plataforma de empleo con sede en España, de entre más de 1.500 usuarios, el 67% afirma sentir más temor el primer día de trabajo que en una entrevista.

Respecto a esto, la plataforma ha elaborado algunos consejos para los nervios no te jueguen en contra ese día:

Llega temprano. Es importante que en tu primer día llegues temprano para que puedas acomodarte y conocer bien tu centro laboral. Además, causarás una buena impresión por ser una personal puntual. Toma tus precauciones.

Sonríe y preséntate. Puede que tu jefe, por falta de tiempo, no llegue a presentarte con todos tus compañeros, si eso pasa, entonces preséntate y coméntales que es tu primer día. De esa forma causarás una buena impresión y al sonreír verán que eres una persona amigable.

Prepárate. Si piensas que necesitas saber algo de tu trabajo, has una investigación previa. Es bueno ir a trabajar conociendo un poco más del tema en el que vas a trabajar, así podrás brindar opiniones y no te sentirás perdido en el tema.

Ten buena actitud. Los primeros días pueden ser muy estresantes. Puede ser por la carga laboral o porque aún no te adecúas al ritmo de trabajo, y la mejor manera de combatir la tensión es con una buena actitud.

Pregunta sin miedo. Si no estás seguro de algo, pregunta. No tengas miedo de hacerlo, es la única forma de salir de dudas. Tus jefes no esperan que sepas todo de inmediato.


LEAVE A REPLY