La Comisión Liquidadora de CLAE, la estafa “pirámide” más conocida de la historia del Perú, empezará a devolver el dinero a 30 mil de sus víctimas. Te recordamos otros fraudulentos esquemas de inversión que se expandieron por el país.

1. CLAE. La estafa más recordada por ser el fraude económico más grande que ha ocurrido en el Perú, es la realizada por Carlos Manrique Carreño fundador del Centro Latinoamericano de Asesoramiento Empresarial (CLAE), que engañó a más de 200 000 personas, y movió hasta más de US$ 640 millones sin rendir cuentas al Estado.

Sin embargo luego de un cambio en el marco legal la SBS decidió formalizar a la institución en 1992 y como Manrique no pudo demostrar el estado real de las finanzas de su entidad ni cumplir con los requisitos que se le pedía, un año después el Gobierno intervino CLAE y ordenó su disolución el 16 de mayo de 1994, logrando recuperar alrededor de US$ 36 millones.

Finalmente tras huir a Estados Unidos, Carlos Manrique fue capturado por la justicia peruana y condenado a 8 años de prisión efectiva por defraudación y apropiación ilícita.

2. World Capital Market 777. La SBS informó el 2013 que esta empresa no contaba con su autorización para captar dinero del público.

“Se recuerda que, conforme al artículo 11° de la Ley N° 26702, Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la SBS, la persona natural o jurídica que pretenda captar o recibir dinero de terceros, en depósito, mutuo o cualquier otra forma, requiere de la autorización previa de esta superintendencia”, señalaba la institución en un comunicado.

En el 2014 la Superintendencia decidió clausurar el local de World Capital Market 777, ubicado en la Avenida España en Cercado de Lima, porque realizaba operaciones de intermediación financiera ilegal y sus representantes legales fueron denunciados penalmente.

3. TelexFREE. La SBS también señaló el 2013 que esta empresa no contaba con su autorización para captar dinero del público. Era una empresa brasilera e investigada por estafa, que logró captar a más de un millón de adeptos en ese país, muchos de ellos integrantes de iglesias evangélicas.

La compañía que operaba también en el Perú no tenía representantes legales, y solo contaba con las oficinas de sus promotores, que no eran personas autorizadas. En Juliaca, Puno se denunció una serie de estafas que involucraba a más de 1,000 afectados.

El interesado en ganar dinero rápido tenía que hacer publicidad digital y ofrecer un software que permite realizar llamadas telefónicas mediante Internet y a reducidos costos, para ello debía pagar entre US$ 339 para ganar después hasta US$ 100 semanales.

El año pasado, la entidad supervisora alertó que las empresas Emgoldex, Ju Ding, Wake Up Now Perú, Unetenet, Libertagia, Zrii, Wings Network y Bisxatone Prosefi Perú  no están autorizadas a captar dinero del público.

4. Tejedoras de sueños. Es investigada por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) a las redes denominadas “tejedoras o telares de sueños”. Lo particular de esta aparente estafa es que se extrendía entre las mujeres de clase alta.

Penas. La funcionaria de la SBS, Consuelo Gózar, señaló a RPP que de tratarse efectivamente de un delito, los responsables podrían ser condenados hasta a 8 años de cárcel.

“Este delito está previsto en el Código Penal, en el artículo 246 que se llama Intermediación Financiera Ilegal o Captación ilegal de fondos”, dijo.

¿Por qué preocupa? Según la SBS en una “pirámide” las cabezas del grupo siempre ganan comisiones por cada integrante que entra, pero cuando los nuevos integrantes, quienes son la base de esta, ya no pueden captar más afiliados la red sin dinero colapsa.


LEAVE A REPLY